<
>

Almería aprobado y suspendido: Sadiq es Mr.Hyde


Fernando. Era muy activo, practicaba libremente. En los primeros compases de la segunda parte, la anticipación de su buen inicio abortó una peligrosa oportunidad para Joaquín. Fue precisamente el ’11’ el que derribó en el área en el 63 ‘, pero la acción quedó invalidada tras un anterior fuera de juego.

Pozo. Tiene esencia y físico, la clave para actuar prácticamente como camino. Esto no solo crea peligro en ataque, sino que también colapsa en el plano defensivo, cortando un peligroso contraataque tras un tiro libre.

Chumi. Se siente confiado y ante el Huesca lo volvió a demostrar, saliendo con gracia a salas donde tuvo que volver corriendo y otras en una jugada de poder.

Babic. También tuvo un partido destacable, ganando la mayoría de sus duelos y, sobre todo, velando por la seguridad de su equipo, que ya es normal empezar desde cero (la UDA solo encajó en uno de los últimos seis partidos).

Akime. Muchos se sorprendieron de que el que fue el mejor extremo de la categoría la temporada pasada perdiera importancia a favor de su reemplazo del año anterior. Sin embargo, como demostró ante el Huesca, el hispano-guineano está lejos de su mejor versión, sobre todo en defensa. Cometió varios errores de posicionamiento, creando peligro para el equipo oscense en esta pista.

Foto el Akieme

Hoz. Es enorme, manteniendo el nivel alto durante días y días. Era el motor rojiblanco, que buscaba abrirse a las bandas, bien encajándose entre las dos centrales, bien apareciendo más tarde. También es un pilar de defensa.

Portillo. Comenzó como un teórico de extrema derecha y terminó como interiorista. No jugó en su mejor actuación, pero su mera presencia significó peligro para el Almería.

Puigmal. Saltó a la fama en los esquemas de Rubi, creando una asociación muy interesante con Sadiq. Se movió libremente por el área de las tres cuartas partes.

Curro Sánchez. Era otra de las novedades del once, pero no había terminado de derribar la puerta. Eso sí, de sus botas salió la oportunidad más clara para el conjunto almeriense, con un palo tras lanzar un tiro libre directo en el minuto 33.

Enlace. No mantendrá la tarde de hoy entre sus partidos más memorables. Empezó por la izquierda, también lo intentó por la izquierda sin éxito y acabó siendo sustituido en el carrusel del primer equipo.

Foto de Sadiq

Leal. Lo intentó y lo intentó, pero no lo consiguió, notándolo cada vez con más ansiedad (estuvo seis partidos seguidos sin ver gol, con una diana pírrica en las últimas nueve jornadas). Había ido 1-0 a los tres minutos en un poste corto tras una buena triangulación con Arnau. Inmediatamente después, un disparo sale desviado después de esquivar a dos oponentes. A los 20 ‘, otra buena acción con Arnau acabó con un gol del nigeriano. A mitad de la primera parte recibió un penalti que lo envió fuera de la portería de Andrés Fernández con un disparo hacia «Panenka». Se subió al banco en el 71 ‘.

Ramadán Volvió a poner un paso más en el suyo, sin ser definitivo como hace siete días. En el 66 ‘sacó un disparo desde fuera del área.

Appiah. Rubi buscó más verticalidad y velocidad con el exjugador del Nottingham Forest, que probó suerte con el pie izquierdo en el minuto 65.

Robles. Volvió a tener minutos un mes y medio después. Le dio equilibrio al Almería, permitiendo el cambio al 1-4-4-2.

Sousa. Empezó como el único referente para acabar con Juan Villar.

Juan Villar. Saltó al green con doce minutos para el final, pero no tuvo una oportunidad clara.

Rubí. El técnico de Vilasarense finalmente eligió a Curro Sánchez para reemplazar a Samu, y también dejó entrar a Akieme y Portillo por Centelles y Appiah, en comparación con los once de la semana pasada, respectivamente. En el primer carrusel de cambios, buscó más velocidad y verticalidad en ambos lados con Ramazani y Appiah, luego le dio a Robles la entrada para detener los contraataques visitantes. Terminó jugando 1-4-4-2, con Sousa y Juan Villar como atacantes.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario