<
>

Amenazado de muerte por 37 aos y con pocas de depresin: duras confesiones del periodista Ivn Meja


Es uno de los periodistas deportivos que ms ha dado para hablar en los medios colombianos, ya sea por sus opiniones y conceptos acertados o por sus polmicas y verdades que no han gustado a mucha gente. Por eso lo que cont Ivn Meja lvarez, en un especial sobre su vida, respondi muchas preguntas sobre l y su estilo.

En el programa ‘Se Dice de M’, de Caracol Televisin, dedicaron un espacio para que el mismo protagonista contara detalles de su vida, iniciada en septiembre de 1950. Haciendo nfasis en las amenazas de muerte de personas relacionadas con la poca del narcotrfico en el ftbol colombiano y los duros momento que ha vivido desde su retiro de la profesin en 2018.

La verdad de las amenazas de muerte a Ivn Meja en Medelln

Meja es hijo de un hombre trabajador incansable y muy estricto, de una madre dedicada al hogar y que los protegi de muchas cosas, que fue necio cuando joven y que tuvo una personalidad fuerte desde siempre. El amor por el ftbol le naci desde el ao 1958, cuando vio al entonces dbil y popular Amrica de Cali en un partido en el que sali goleado por Millonarios en El Campn de Bogot: «Siempre he estado con los ms dbiles y me cay bien ese color rojo… Hoy en da digo que me encanta ‘la Mecha’ soy hincha del Amrica».

Al pasar los aos, ‘don Ivn’ empez a estudiar derecho y dur dos aos hacindolo en Medelln, pero ya estaba influenciado por el periodismo deportivo y as explic su abandono de esa carrera, con una de sus frases polmicas y reales: «La justicia en este pas es para los que tienen plata y pistola». Y a pesar de que en la familia no tenan tanta fe de su eleccin para irse por los medios, lo apoyaron y le pidieron ser el mejor.

Ivn Meja empez en prensa, haciendo crnicas de partidos y eso le abri el camino en radio y despus fue a televisin, pero esta ltima no le gustaba tanto y hasta el ltimo da de labor sigui conectado con las cabinas, los micrfonos y las columnas. Justamente, por su trabajo en esos medios y por las duras opiniones que emita, lleva 37 aos sin ir a Medelln, debido a lo que hablaba sobre la poca del narcotrfico en los clubes de ftbol y la influencia de apuestas, resultados y arbitrajes.

No se meda para hablar de nada y as lo confes en el programa en cuestin diciendo por qu estaba influenciado el balompi local en ese momento: «Por el cartel de Pablo (Escobar), el cartel de (Gonzalo Rodrguez) Gacha y el cartel de los (hermano Miguel y Gilberto) Rodrguez Orejuela: Nacional, Millonarios y Amrica».

Pero el episodio que vivi hablando de Pablo Escobar y el ‘Cartel de Medelln’, lo llev a no volver a esa ciudad, a pesar de haber estudiado e iniciado all su labor:

No voy a una ciudad, a la que am profundamente y viv muy bien, a Medelln desde el ao 1987. Estoy amenazado de muerte, sigo amenazado de muerte y nadie me ha podido sacar el nombre de la persona porque, el da que mencione a la persona, ese seor me mata

Adems, en esa misma poca se dio el ‘boom’ de Atltico Nacional a nivel local e internacional, obteniendo la Copa Libertadores de 1989, conducidos por Francisco ‘Pacho’ Maturana y Hernn Daro ‘el Bolillo’ Gmez. Pero cuando este mismo equipo tcnico salt a la Seleccin Colombia y empez la poca dorada de ‘la Tricolor’ de finales de los 80 e inicio de los 90, Ivn Meja populariz el trmino de ‘La rosca paisa’ y as lo explica: «Esa (frase) es ma y no me la perdonan en Medelln. A la Seleccin Colombia la dirigan Maturana y ‘Bolillo’. Millonarios era el mejor equipo del pas, al lado de Nacional. En nacional eran todos colombianos, dirigidos por Maturana y Millonarios le ganaba y perdan, pero era una pelea brava entre ese par de equipos».

Y Meja siempre fue consciente de lo que deca y por qu sumaba tantos contradictores en la ciudad de Medelln:

Cuando llegan a la Seleccin Colombia (Maturana y ‘Bolillo’) era, prcticamente, toda de Nacional. De Millonarios citan a 1 o 2, por el odio que haba y la rivalidad… Un da, por las locuras que digo yo, dije: ‘Esto es una rosca paisa’ y as se qued

Depresin de Ivn Meja despus de retirarse del periodismo

Debido a tantos sbados y domingos trabajando en partidos, noticieros y programas especiales de ftbol, se dio una especie de abandono a su exesposa y sus hijos para fechas especiales, viajes y momentos que para los dems trabajadores son habituales. Por eso hubo problemas en su momento y ahora, despus del retiro, trata de aprovechar el tiempo con sus nietos y en su pasin por el golf.

Adems, a sus 74 aos, acepta que la muerte de sus padres dej cosas por resolver y que ya sabe que no van a cambiar. Y despus de su retiro de los medios, en diciembre del 2018, ha pasado episodios de depresin y de muchos pensamientos trascendentales, pero lo cuenta con la consciencia de la experiencia:

Me he sentido depresivo, en algunos momentos, la ‘depre’ es algo que no se lo deseo a nadie, cuando entra ese sentimiento de depresin es bravo. A ratos me siento muy solo, pero eso fue lo que escog, tengo que saberlo llevar… No conozco a nadie que siempre sea feliz

‘Don Ivn’ es honesto y sabe que es complicada esa poca de vivir y afrontar lo que pasa despus de una vida de trabajar y dedicarse al ftbol y lo dijo en ‘Se Dice de M’: «Soy un hombre solo y, a ratos, triste. Y esos momentos de soledad te llevan a la sobrepensadera. Cuando llega, no es fcil aceptarse a s mismo, es fcil encontrar enemigos que no hay y hacerlos por la pensadera». Pero tambin acepta que es lo que debi afrontar desde que sinti y anunci que deba decir adis en plena final del Mundial Rusia 2018 entre Francia y Croacia, en transmisin para Caracol Radio: «Hay que mantenerse tranquilo en que no hay que sobrecargarse de emociones positivas ni negativas, esperar que la vida venga caminando».

Para cerrar el programa dando un mensaje positivo y que le ha dejado la vida, reviviendo los aos que vivi en Europa y ese paso por Barcelona, en donde naci su amor por el Ftbol Club Barcelona y Joan Manuel Serrat, Ivn Meja lvarez record un fragmento de ‘Cantares’: «Caminante no hay camino, se hace camino al andar».

.

Etiquetas

Siguiente

Deja tu comentario