<
>

Atlético, Barcelona y el drama de los partidos de apertura


El campeón tiene un Aquiles esta temporada. Un punto que te hace vulnerable. A esto se le llama las primeras partes. Como si el reloj se hubiera atrasado dos años, el equipo del Cholo partió con esta evidente debilidad. Que los partidos los cambien más allá del descanso, cuando mira hacia atrás y mira a los hombres en chándal, futbolistas que no han empezado el partido, con ese movimiento de cabeza: «Ve a cambiarlo». Y ese es el caso. O mejor dicho, porque ya es habitual que el Atlético salga con tres hombres en el grupo dispuestos a entrar en el inicio de la segunda parte. o dentro de los diez minutos de haberlo iniciado.

Escudo / Bandera Atlético

Se marcaron once goles en 2021-22. Once en nueve partidos. Solo dos de ellos antes de los primeros 45 ‘(Correa contra Celta y Correa contra Elche). Dos llegaron entre el 45 ‘y el 75’ (Correa de nuevo contra Celta y Suárez contra Villarreal). Todos los demás después de este minuto, el 75. Con cuatro últimos goles al final del partido. O más allá. Minutos 99, 91 y 97. En Cornellá, Getafe y Milán. Más el de Mandi a las puertas del Metropolitano, 3º día, en el 95 ‘. Era el 2-2 cuando Emery ya saboreaba la victoria en su banquillo. El Atleti recibe ahora a un Barça lesionado que sigue siendo Barça, este equipo que en casi una década solo ha podido batir una vez en Liga, la pasada temporada. El drama de las primeras partes no funciona a su favor.

Datos que certifican

La cuenta de @atletico_stats En Twitter, que analiza al Atleti a partir de los datos, va más allá. No es que el Atleti “dispara” las primeras partes como hace dos años. Es porque él los da. Es solo que pierde. Este 2021-22 es el año en el que más goles en contra de media (0,43 por partido) siendo, a su vez, el que menos disparos y peligro recibe (0,71 cuando la temporada pasada eran 0,97 y 1,03 hace dos años). Sus goles a favor son 0.29 y estuvo en dos juegos sin tiros entre las tres suites hasta el final de los 45 minutos.: Alavés (Correa, 67 ‘) y Milán (Lemar, 77’). Desde el 22 de agosto, hace un mes y medio, no ha celebrado un gol en la primera mitad. Contra el Barça, por mucho que me lesione y con su entrenador hundido, la tendencia parece peligrosa.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario