<
>

Cómo cuidar la piel a partir de los 40 y qué productos usar


El cuidado de la piel de una mujer de 20 años no puede ser el mismo al de una mujer de 40: el metabolismo celular cambia radicalmente y necesita un apoyo diferente. De modo que os queremos guiar para que sepáis cómo cuidar la piel a partir de los 40 y qué productos usar en un cutis que posiblemente esté mostrando sus primeras arrugas.

Cómo cuidar la piel a partir de los 40 y qué productos usar

En comparación con una resplandeciente piel juvenil, la piel madura pierde elasticidad y firmeza, además el brillo cae drásticamente, ya que la renovación celular, que se produce de forma continua durante la juventud, comienza a realizarse con menos frecuencia.

Por esta razón, todos los pasos del cuidado de la piel del rostro alrededor de los 40 años deben estar dirigidos a de alguna manera, recuperar la piel mientras atraviesa importantes cambios biológicos.

La hidratación y exfoliación constante serán herramientas de belleza esenciales, para ser utilizadas con cuidado y una consistencia extrema.

Cuidado de la piel a los 40: ¿Qué cambia?

El cuidado de la piel es una rutina en todos los aspectos: para maximizar los resultados es importante crear un plan semanal y diario y respetarlo con la máxima puntualidad. Además, será necesario llevar a cabo una serie de acciones que son esenciales para un perfecto cuidado de la piel para pieles maduras.

Exfoliante semanal

Para acelerar y favorecer la renovación celular y de este modo cuidar bien la piel del rostro a partir de los 40, será muy importante adquirir el hábito de realizar un exfoliante delicado una o dos veces por semana, dependiendo de la calidad y sensibilidad de la piel.

Puedes utilizar de forma segura productos fabricados industrialmente, que por tanto se pueden adquirir en cualquier perfumería, así como productos exfoliantes caseros, elaborados con ingredientes completamente naturales.

A la hora de elegir entre estos dos enfoques, es importante tener en cuenta que la preparación de productos de belleza absolutamente naturales requiere tiempo y organización, además, al no contener productos conservantes, las preparaciones naturales duran muy poco. y por tanto hay que reponerlas continuamente. .

Últimamente vuelve a estar de moda una antigua costumbre de belleza utilizada por las mujeres orientales: el cepillado en seco del rostro, también conocido como cepillado. Para ello, puedes utilizar cepillos de fibra natural y de pequeñas dimensiones para frotar suavemente sobre el rostro con movimientos circulares, o comprar los muy modernos cepillos eléctricos que se parecen en todos los aspectos a los cepillos de dientes eléctricos que llevamos usando décadas. Al igual que los electrodomésticos para la higiene bucal, los cepillos eléctricos para el cepillado facial garantizan una eliminación mucho más eficaz de las células muertas. y, por lo tanto, son capaces de darle al rostro un lucir más joven y visiblemente más brillante.

Limpieza extremadamente precisa

Si la exfoliación es una actividad para dedicar a algo a largo plazo, la limpieza perfecta del rostro para eliminar impurezas y residuos de maquillaje debe realizarse todas las noches antes de irse a dormir y con productos eficaces, capaces de desmaquillar también. resistente al agua sin irritar la piel y los ojos.

No olvides el refuerzo

Los potenciadores o «aumentador de presión» son productos altamente concentrados que se utilizan en forma de suero facial o suero. Deben aplicarse antes de irse a dormir sobre la piel perfectamente limpia y masajear cuidadosamente para favorecer una perfecta absorción.

Este tipo de productos, contienen sustancias capaces de nutrir la piel en profundidad, dando al rostro un aspecto luminoso y tonificado incluso en un período de fuerte estrés físico y mental.

La crema hidratante

Entre los 35 y los 40 años debes empezar a utilizar las cremas antiarrugas necesarias para minimizar los primeros signos de la edad, que generalmente aparecen alrededor de las comisuras de los ojos y la boca, es decir , en los puntos donde la piel se ve sometida a un mayor estrés debido a los continuos movimientos que se producen con nuestra expresividad.

Las cremas anti-envejecimiento, disponibles en formulaciones aptas para el día y la noche, contienen ingredientes activos que estimulan la renovación celular y, por lo tanto, literalmente renuevan la piel mientras descansas.

Las mascarillas: un toque de magia

Por último, esenciales son también las mascarillas faciales que en la actualidad existen de diversos tipos, pudiendo realizar diferentes acciones para la belleza de la piel. Para el cuidado de la piel alrededor de los 40 años, se deben preferir las mascarillas hidratantes y aclaradoras, en particular las enriquecidas con ácidos frutales y vitamina C, capaces de realizar una acción importante y completamente natural contra las antiestéticas manchas de la piel que siempre aparecen a partir de una determinada edad en adelante, debido a una exposición al sol incorrecta o demasiado prolongada.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario