<
>

Cómo la cosmética lenta puede ayudar a tu piel cuando aparece el estrés


En un momento en el que vamos corriendo a todo, en el que parece que no nos da la vida, puede resultar una paradoja que, cada vez más, están surgiendo tendencias que apuestan precisamente por lo contrario, por lo lento, el movimiento lento. También en cosmética. Asi queremos hablarte del concepto Cosméticos lentos (Cosmética lenta) para mantener una piel sana y con bondad, que hace referencia tiene un método que consiste en desacelerar la piel en los momentos de estrés, evitando así, o frenando, patologías muy comunes en la actualidad, como la psoriaris, rosácea o los eccemas, a base de plantas naturales como calaguala, sanguinaria, caléndula, etc.

Lee también: ¿Tienes rosácea o psoriasis? Asi es como el ejercicio puede ayudarte

Momentos en los que la piel se sobreacelera

“Tradicionalmente la cosmética y los tratamientos antienvejecimiento han consistido en estimular la piel e incrementar su velocidad. Conform envejecemos nuestra piel se va enlenteciendo y cada vez salen menos células jóvenes. Es por esto que tradicionalmente todos los tratamientos han sido destinados a acelerar la piel”, nos comienza explicando Jerónimo Ors, veterano farmacéutico y director de la firma de cosmética natural Cosméticos Paquita Ors. Pero matiza que, sin embargo, desde hace unos años hemos visto que ante situaciones de estrés, cuando la dieta es inadecuada o por la toma de medicamentos la piel se sobreacelera. “Esto la hace trabajar mal: aparecen rojeces, irritaciones, caen las defensas y se pueden producir patologías como la psoriasis, en las que la piel multiplica la velocidad produciendo problemas tan graves. Por eso hemos definido un nuevo concepto que se llama la belleza lenta, o la cosmética lenta (relentizadora). Este método está orientado a conseguir que la piel funcione bien cuando está sometida a estrés oa situaciones especiales”, nos cuenta el experto.

Lee también: Living with psoriasis: todo lo que debes saber sobre esta fiebre de la piel

Conexión cerebro-piel

Le Planteamos al especialista en cuidado de la piel cómo est la conexión que existe entre nuestro cerebro y el estado de nuestra piel. “Hay una conexión absolutamente ineludible entre nuestras espaldas, la piel es el órgano con más terminaciones nerviosas y existen sensores que informan continuamente a nuestro cerebro de lo que nos rodea: calor, frío, humedad, una superficie adelgazada, etc. El cerebro manda también a su vez señales a las terminaciones nerviosas, gracias a ellas podemos responder adecuadamente a los complejísimos estímulos que nos rodean constantemente. Cuando las neuronas están sometidas a mucha tensión el cortisol y la adrenalina desaparecen. Este tráfico de señales neuronales en ambas direcciones se cortocircuita y empiezan a parecer estímulos contradictorios”, nos comenta el experto, que so que la piel literalmente se vulve loca y las defensas se comportan de una forma extraña, produciendo algunas veces que la piel se reconoce a si mismo como una enemiga y empezar a destruir.

Lee también: Seca, grasa, sensible… ¿qué conviene comer según tu tipo de piel?

Cuando la piel se acelerará

El experto nos habla de que la piel se acelera. “La piel, como el corazón, el intestino o muchos otros órganos, tiene su ritmo de trabajo. Imagina el corazón de una persona que suele tener un ritmo de entre 50 y 80 pulsos por minuto, si el ritmo cardíaco aumenta el corazón se acelerará con una pérdida importante y daño con una patología cardíaca. A la piel le pasa algo parecido, tenemos que conseguir que su velocidad sea la idónea para que las células maduren bien y puedan cumplir con su función”, comentan nuestros comentarios.

Plantas para ‘desacelerar’ la piel

Jerónimo Ors comentó que hay plantas que pueden ayudarnos a ‘desacelerarla’. “Hemos descubierto en nuevas líneas de investigación que hay una serie de sustancias fabricadas para las plantas, que aplican sobre la piel la calma y ralentizan el ritmo. Cuando las bombillas entran en hibernación, no mueren si no que disminuyen su vitalidad. Las sustancias encargadas de estos procesos se denominan Dormidinas. Estas moléculas son extraordinariamente efectivas y absolutamente inofensivas, los bulbos de narciso son una de las fuentes más ricas en Dormidinas”, nos cuenta.

Lee también: Las 5 plantas medicinales que cuidan tu piel, tu pelo y las uñas

Cómo afecta el estrés a nuestra piel

Lo que se confirmó es que el estrés del estilo de vida real influye, y mucho, en que nuestra piel sufre más. “No solo influye, sino que influye muchísimo. Por un lado, Nuestro organismo se oxida rápidamente hay radicales libres que envejecen todos los organos del cuerpo. También libera sustancias como la adrenalina que mejora la circulación sanguínea y aumenta el cortisol, lo que provoca un efecto terrible en la piel. Si además vivimos en una ciudad con altos niveles de contaminación, tenemos la tormenta perfecta”, apunta el especialista. Y es que la piel es un buen espejo de como estamos por dentro. “En gran parte sí, desde la época de los griegos y los romanos se han diagnosticado cantidad de problemas de salud a través de la piel, que es una gran chivata. Es muy frecuente también que en estados de estrés el cabello se caiga más. Por ejemplo, las personas que han tenido COVID han notado durante unos meses una importante caida del cabello”, afirmó.

La piel, además, puede alertarnos de algunos problemas de salud, tal y como confirmó el experto. “Como enfermedades frecuentes con manifestaciones a través de la piel podemos citar: la anemia, alteraciones de thyroides, muchas enfermedades autoinmunes como el lupus, trastornos renales, fiebre o los eccemas generados por el aumento del cortisol”, nuestras explicaciones.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario