<
>

De vuelta a la seguridad



Después de la numerosas quejas del pelotón por la falta de seguridad en los tramos bretonesDesde la primera semana del Tour, la Union Cycliste Internationale (UCI) y ASO, empresa organizadora de la prueba, cedieron a una de las medidas propuestas por los ciclistas en los primeros días: alargar la distancia de seguridad final. Así, esta zona, establecida por El artículo 2.6.027 del Reglamento UCI, en los últimos tres kilómetros, pasó Carcassonne a 4,5 km.. «Se realizará una prueba sobre una posible evolución del reglamento, aunque solo se realizará con la 13ª etapa», indicó la UCI en su nota de prensa de la mañana.

Los corredores, a través de su Asociación (ACP), exigieron que varios goles marcaran su límite en ocho kilómetros para que a partir de ahí se calcule el mismo tiempo para todos. Tim Declercq fue uno de los más combativos: “Puedes perder un Tour por una avería o un choque en una pista peligrosa. Limpio Declercq, Bouhanni, Majka, Poels, Kragh Andersen, Küng, Thomas, Hamilton, Simon Yates o Kluge sufrieron una caída repentina a poco más de 60 km de la meta.. Algunos incluso tuvieron que ser rescatados de una colina. Kluge, Hamilton y Yates se rindieron debido a las palizas recibidas. «Hay que revisar y señalizar mejor todas las rutas», censuró Declercq en Carcassonne. Un problema eterno.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario