<
>

Disney ya un precioso mensaje sobre el clima climático, pero se olvida de lo importante


Fotograma de 'Mundo Extraño ©  Disney 2022.  Reservados todos los derechos.

Fotograma de ‘Mundo Extraño © 2022 Disney. Reservados todos los derechos.

Disney Vuelve a sacar su vena mas venturera con Mundo Extraño, su nuevo clásico animado para el 2022 que aterriza en los cines este viernes 25 de noviembre. Se trata de una cinta de ciencia-fición que recupera un tipo de cine que la casa Mouse dejó de lado hace un tiempo, que nos remite a la esencia de auteures como Julio Verne, Robert Louis Stevenson ou Edgar Rice Burroughs y que llevaban sin explorar títulos como El planeta del tesoro Oh Atlantis: El Imperio Perdido en 2000.

Sin embargo, esta es solo una atractiva fachada con la que transmitir a los espectadores un precioso mensaje sobre la familia y el clima climatico, una idea que, a priori, tenía todos los elementos para ser otra producción Disney para grabar en nuestras retinas. Pero el resultado no es tan idílico como podría parecer, porque la compañía del ratón Mickey ha olvidado de lo más importante en su nueva aventura.

Mundo Extraño nuestros transportes a un universo de fantasía llamado Avalonia, una ciudad envuelta entre enormes sistemas montañosos en la que grupos de exploradores investigan como cruzar al otro lado. En una de estas exploraciones, un joven Buscador encontrará una planta cuya energía ha prosperado en Avalonia hasta convertidor se una gran utopía, sin embargo, muchos años después, con Buscador centrado en una vida de granjero de plantas con su mujer e hijo a su lado, este deberá aventurarse en las profundidades del mundo a investigar un extraño suceso que asola sus cosechas y, por tanto, el futuro de Avalonia.

Fotograma de 'Mundo Extraño ©  Disney 2022.  Reservados todos los derechos.

Fotograma de ‘Mundo Extraño © 2022 Disney. Reservados todos los derechos.

La idea remiten indudablemente a clásicos como Viaje al centro de la Tierrallevándonos tiene un mundo subterráneo repleto de escenarios suntuosos y criaturas de lo más variopintas. Aunque lo importante de la película no es la aventura en sí, sino el foco en las relaciones familiares entre sus protagonistas y en la necesidad de conservar el medio ambiente. Así, Mundo Extraño will turn around to the relación de Searcher con su hijo Ethan, quien sueña con seguir el camino de su abuelo de ser un grand explorador de Avalonia y dejar de lado la vida granjero que su padre quiere para él.

Esto da lugar un mensaje sobre la responsabilidad de los padres de escuchar e intentar a sus hijos sin presiones, dejando que vuelen libre con sus propios sueños y metas y no tratando de imponer nuestras propias ideas sobre ellos. Con el devenir de la trama, esta idea deriva a una lección sobre la necesidad de hacer sacrificios para cuidar el medio ambiente y conseguir que nuevas generaciones disfruten de un planeta tan próspero como el que hemos disfrutado nosotros. Además, valorando que su plantel de personajes incluye roles de muchas razas e identidades, incluyendo el primer protagonista abiertamente gay en un clásico animado Disney como es el caso de Ethan, Mundo Extraño abraza una frescura muy actual que hace que el calado de sus mensajes sea mayor.

No obstante, más allá de lo mucho que tiene por decir, esta se olvida de que tras sus bonitas lecciones tiene que desarrollar una aventura epica con la que mantenernos pegados a la butaca. Y aquí se encuentra el gran problema de este nuevo título de Disney, porque, por mucho que me hayan emocionado sus mensajes, he echado en falta la epica y espíritu venturero que busco en este tipo de historias.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Primero, creo que falla en la presentacion de su universo, pues eso, pero todos los de darnos pequeños apuntes rápido y corriendo, apenas se concentran en desarrollar y explorar Avalonia. Lo mismo ocurre con todo el mundo subterráneo en el que transcurre la mayor parte de la trama, que, por muy bonitos que luzcan sus escenarios, estos pasan por pantalla como meros salvapantallas en los que echas en falta momentos trepidantes que aprovechen su potencial. Y otro fallo grave, del que vienen languideciendo las últimas producciones de Disney, est la falta de un villano qu’porte un counterpunto a la visión y objetivos de sus protagonistas.

Al final, la epica y la aventura se pierden en favor de hablar de las relaciones paternofiliales y el clima climático. Y esto me parece un grave error, porque creo que ambas cosas son perfectamente compatibles. Tengo la intuición de que la película ha sido terminada con prisas y no les ha dado tiempo a desarrollar su universo todo lo que habrían querido, puesto que muchas escenas se sintieron con un ritmo abrupto y, hace apenas un mes, cuando a la presentación de sus primeras imágenes de la mano del productor Roy Conli, las secuencias que nos mostraron estaban aún con detalles inacabados. Y es una pena, porque una aventura de estas características tenía el potencial para convertirse en otro clásico imperecedero de Disney.

Más historias que te pueden interesar:

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario