<
>

Duelo de campanas entre los enrachados Almería y Valladolid



Desconocido

El estadio de los Juegos del Mediterráneo acoge esta noche un duelo entre dos favoritos para ser campeones de segunda división en la mejor forma para ambos. No en vano, el Almería apunta a su séptima victoria consecutiva, algo que no ha conseguido en toda su historia (la temporada pasada ganó seis gracias a José Gomes), mientras El Valladolid ha ganado cuatro de sus últimos cinco partidos, habiendo perdido solo uno de los últimos nueve (sigue el partido de esta noche en directo en As.com).

A pesar de que ambos equipos jugaron mal, argumentando que todavía queda mucho campeonato, los hombres de Rubi pueden golpear la mesa bastante y quién sabe si eso es definitivo. En caso de victoria, pondrían diez puntos a un grandísimo favorito, en el caso del Valladolid, proyectándose a 40 unidades mientras que la primera ronda del campeonato aún no ha terminado. La empresa de Pucelana no lo es menos, con el objetivo de dormir en la subida directa a la espera de lo que haga mañana el Eibar en Lugo.

Rubi dará continuidad a su once, aunque todo indica que Sadiq, sancionado la semana pasada por haber acumulado cartas, estará jugando a costa de Dyego Sousa, que alcanzó el gol de la victoria en Ibiza. Eso sí, el equipo compensado de que dispone el Vilasarense les permite jugar la distracción hasta el último minuto ante el conjunto almeriense y ex capitán de la UDA Joaquín Fernández, que jugará por primera vez en el Estadio de los Juegos Mediterráneos como visitante.

El Valladolid, por su parte, aparece en Almería sabiendo que es importante en un duelo entre los equipos más aptos de la categoría. Ganar al intratable equipo de Rubi supondría un gran golpe para la mesa que, además, serviría para restar la enorme ventaja que ahora tienen los andaluces. Pacheta no se enfada y confía en su familia en un reencuentro de los amantes del juego.

Con los internacionales en Valladolid, el técnico recuperará su equipo de gala con la vuelta al equipo de Weissman, Plata y El Yamiq, Se suma Roque Mesa que solo disputó la última media hora ante el Fuenlabrada. Defender atacando es la consigna que mantiene el técnico de Pucelano al que no le gusta especular y busca siempre el gol contrario, cuestión que ya le ha costado más de un disgusto.

No es una final, pero es un partido para ver dónde están los pucelanos y si son capaces de domar a un Almería que, de momento, es intransigente. Todo ello en un estadio de los Juegos del Mediterráneo que acogerá una gran entrada al querer seguir siendo la fortaleza en la que se ha convertido esta temporada, contando los partidos por victorias, a excepción del partido contra Las Palmas, en el que Jonathan Viera consiguió la igualdad ‘in extremis’.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario