<
>

in el banderazo la hinchada argentina volvio una atraccion


Banderazo argentino este viernes en el centro de Doha, en la previa del encuentro de octavos de final frente a Australia

Banderazo argentino este viernes en el centro de Doha, en la previa del encuentro de octavos de final frente a Australia

DOHA.- La convocatoria al banderazo de esta tarde/noche en el mercado Souq Waqif arrancó tímido. Previsto para las 7 de la tarde hora qatarí, volvió a realizarse en el mismo sitio de los últimos dosen la previa de México y Polonia: frente a la escultura del dedo. Cuestión de cábalas.

Lo de siempre. Hubo aliento a Messi y al resto de sus compañeros. Sonó fuerte “mañana cueste lo que cueste, mañana tenemos que ganar”. Varias veces se escuchó “vamos Argentina, sabés que yo te quiero, hoy hay que ganar y ser primeros”. Y el estribillo “esta hinchada loca deja todo por la copa, la que tiene a Messi y a Maradona”. Banderas, bombos y el ánimo por las nubes 24 horas antes del cruce a todo o nada contra Australia en octavos de final.

Mientras consume la primera mitad del Mundial y varias selecciones, con sus hinchas incluidos, ya hicieron las valijas, el rito de los argentinos se volvió una atracción para locales y visitantes. Ahmed es egipcio vive allí en Qatar. “Me encanta cómo cantan”, el dicho a LA NACION mientras pregunta quien es su Don Diego y Doña Totaparte de uno de los clásicos de la tribuna acá en Doha.

Banderazo argentino en Doha.  Previo al partido contra Australia.

Banderazo argentino en Doha. Previo al partido contra Australia.

Cuatro brasileños, con sus camisetas y en la previa del último partido de la fase de grupos de su selección contra Camerún, levantan sus celulares entre la maraña de aparatos con el “rec” encendido. Hijo de Río Grande do Sul, ciudad fronteriza con Misiones. Cuentan qu’pese a la gran rivalidad con la Argentina, y tan bien su deseo es que la Selección vuelva antes de la finale, admiran las canciones de cancha hecho en argentina. Enseguida suena el éxito de 2014: “Brasil décime que se siente”.

En las transmisiones deportivas de Qatar, que están en vivo las 24 horas por varias señales desde que organizaron la copa del mundo, los cantitos también se cuelan cada vez más seguido. Varios equipos árabes quedaron descalificados y con ellos fueron algunas de las hinchadas más animadas, como las de Arabia Saudita, Irán y Túnez. La lupa de los medios locales está puesta también en los japoneses que, además de limpiar sus platos, mantiene el colorido con sus caras pintadas y un aliento prolijo pero intenso.

Los banderazos argentinos se convierten en un atractivo turístico.

Los banderazos argentinos se convierten en un atractivo turístico. – Créditos: @Matías Boela

Tan pronto como fue posible, el cuarto banderazo en territorio qatarí se consumió con el himno nacional cantado en versión cancha y el grito de “Argentina, Argentina”. Esta vez hubo más visitas que hinchas. La confianza está intacta.

De Polonia a Australia

La fase de grupos que cerró el miércoles la Selección estuvo una tonelada con la subbaja futbolístico del equipo. Golpe, desahogo y celebración. En el chocque contra los polacos, los argentinos fueron locales. Caso sin “visitantes”. Una imagen que volverá a repetirse este sábado en el estadio bin Alí, en el municipio de Rayán. Tiene capacidad para 45 mil personas, parecido al aforo del 974 del último partido, pero casi la mitad de los espectadores que ingresan en Lusail, donde la Argentina jugó sus primeros dos encuentros de la zona de grupos.

Otra vez la reventa estará funcionando a pleno. Cerca de mil dólares están pidiendo un ticket para el chocque de mañana.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario