<
>

Kawhi aparece y hunde a Curry



Los guerreros están en problemas. La situación aún no es desesperada, pero el equipo dirigido por Steve Kerr está a una victoria de playoffs. y parece que no avanza ni retrocede. Ahora mismo desafiaría el jugar, un premio que poco sabe de un equipo dirigido por Stephen Curry y que tiene en la pista a gente como Draymond Green, dos jugadores atemporales que jugaron un papel fundamental, junto a Klay Thompson, en la conformación de la última gran dinastía de la historia de la NBA. , el que ha llevado a tres anillos y cinco finales en cinco años en los que el baloncesto ha cambiado. Y sin embargo están los Warriors, que están luchando por no quedarse atrás, lejos, como vemos contra los Clippers, de las primeras posiciones de un Oeste que sin Klay es demasiado grande para ellos, y con Curry monopolizando un ataque del que es maestro, pero sus compañeros dependen mucho, que no saben qué hacer cuando su gran héroe falla estrepitosamente, como sucedió ante los angelinos: apenas 14 puntos, 6 de 16 en tiros de campo, 1 de 8 en triples, 2 derrotas y un ignominioso -19 con él en la búsqueda. . Un poco más para agregar.

La estrella, por supuesto, ha sido bien defendida por el equipo de Tyronn Lue, que tiene una identidad cada vez más visible y sigue sumando victorias mientras pasa desapercibido, maneja las roturas de manera diferente, trae rivales en su juego y mejorar la capacidad de distribución de Kawhi Leonar y Paul George mientras espera una base que deberá llegar antes del 25 de marzo (la fecha límite) … o no vendrá, al menos este año. Allí estará la llave del plantel de Los Ángeles, que ha mejorado y es un claro aspirante al título, pero tendrá que superar en la misma Conferencia a unos Jazz que son una mezcla de los Spurs 2014 y los Warriors 2015, algunos The Suns. ya están subiendo. Los Lakers, por supuesto, ese hermano mayor con el que tienen una cuenta pendiente en forma de enfrentamiento, el que no tenían el año pasado. No importa lo mismo y no importa lo mismo … Pero, quien salga vivo de una guerra así, la de Occidente, tendrá que enfrentarse al que gane. Y los Nets, ahora mismo, están asustando al mundo entero. Y con todo el mérito.

El partido no tenía historia. Los Warriors solo aguantaron el primer período, perdieron por 14 el segundo y recibieron, en el tercero, 45 puntos embarazosos para la exasperación de un Curry que exigió más a sus compañeros sin chance. El 45-25 de ese cuarto fue una pena, con los Warriors disparando menos del 40% en tiros de campo y 20% en triples., 57,5% y 70% respectivamente, lo que certifica lo que ya se sabía antes: que el juego está condenado y que los Warriors son, de momento, un equipo limpio y completamente peor que unos Clippers que están en otra cosa y que tenían. Kawhi Leonard como maestro del partido: 28 puntos (incluidos 10 de 17 en tiros de campo y un excelente 5 de 7 en triple), 9 rebotes, 4 asistencias y 3 robos, un +27 con él en la cancha y una habilidad innata para romper el silencio en ambos lados del campo y ser el punto de referencia tanto ofensivo como defensivo. de un equipo con la mezquindad de un campeón pero que aún le falta algo para serlo.

Además de Kawhi, los Clippers han contribuido una vez más a todo el mundo. Serge Ibaka acabó con un espectacular doble-doble de 16 puntos y 14 rebotes, Nicolás Batum convirtió 8 puntos en poco más de 15 minutos, Paul George hizo un poco de todo (17 + 7 + 5 + 3) y acabó con un +32 , el mejor +/- de la noche, Marcus Morris anotó 9 puntos y La mejora constante de Lou Williams extiende el buen momento de forma que ya mostró por delante del All Star para anotar 14 puntos (+ 3 + 3 + 2, con 5 de 7 goles en la cancha), en solo 14 minutos. Y en los Warriors, cosita: además de Curry, otros cinco jugadores lograron puntajes de dos dígitos, pero la mayoría les llegó en los minutos basura, del último período, y con el partido más que condenado. Draymond Green terminó 12 + 3 + 2 + 2 + 1 y hubo un poco de todo … y mucho de nada. Los guerreros tendrán que colarse en una pelea de playoffs ya feroz y tendrán que sufrir hasta el final para conseguirlo. Y tendrán que hacerlo con la conciencia de que Curry no puede estar al mismo nivel todos los días de la temporada. Problemas en Golden State, que todavía están sin carburación mientras que cada vez hay menos juegos por venir. Por supuesto, no sería práctico darlos por muertos. Recuerda que tienen Stpehen Curry. Alli esta.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario