<
>

La carne que viene poco pero busca instalarse con cortes exquisitos


carne de cordero

La carne de cordero busca ha viajado desde la eficiencia hasta la góndola con cortes más versátiles – Créditos: @Shutterstock

La carne de cordero cada vez se instala como alternativa de consumo, por ende, como opción de producción. Según una experta de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, para los consumidores de la Argentina esta carne es sinónimo de “buenas experiencias, de momentos de agasajo” que se disfrutan en encuentros compartidos con la familia y amigos.

La Afip investigó 20 cereales por una supuesta maniobra por más de $44.000 millones

Si bien la incorporación a la dieta familiar resulta en una ser muy baja, en comparación con las demás carnes que se consumen en el mercado interno, por su “sabor dulzón”, su terneza adecuada, este alimento es una excelente alternativa. El Cordero, que se produce en pastos y pastizales naturales de las distintas regiones del país, está en la tendencia de la demanda mundial por considerarse sustentable.

mercedes mccormickingeniero zootecnista de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (FCA-UNLZA), indicó que en estudios de mercado los consumidores la califican muy “positivamente”pero el consumo per cápita de esta carne en el país “no alcanza 1,5 kilos por habitante por año”. Al mismo tiempo, la carne vacuna ronda los 53 kilos, la carne aviar 48 kilos y la carne porcina los 17 kilos por habitante por año.

“Tenemos bien en claro que nuestro mercado interno tiene un hábito de consumo de cárneos muy por encima de otros países del mundo y que la incorporación de la carne ovina en este repertorio podría posicionarse muy bien”, indicó el referente y director de la diplomatura en Manejo y Gestión de los Sistemas de Producción Ovina.

La carne de cordero, considerada “sabrosa”, busca atravesar la eficiencia para llegar a la góndola con cortes más versátiles. De hecho, McCormick sostuvo que es necesario mejorar la eficiencia en esta cadena productiva en el circuito productivo, Faena y comercialización con 13.400.000 de cabezas ovinas registradas, una tasa de extracción del 7%, y 14.000 toneladas de carne por año. “Estamos muy por debajo de los valores de nuestro país vecino, Uruguay, que con la mitad de cabezas ovinas, 6.337.000, tienes mucha extracción de una poco más del doble, 16%, obtienes casi 17.000 toneladas de carne de una calidad similar a la nuestra, es que la cria de ovinos se realiza en sistemas de producción similares”, subrayó.

carne de cordero

La Argentina busca mejora la eficiencia productiva – Créditos: @Shutterstock

Según indicó la experta, otro aspecto a tener en cuenta para mjorar el consumo es la manera en que tiene que aparecer en el mercado esta carne: deberá cambiar las presentaciones con cortes versátiles. Por eso, dijo que es importante mostrarla en troceada carnicerías, con Información de cualidades, recetas y en supermercados mejorado visibilidad, identificación, empaque con información clara, describiendo los atributos.

Este camino ya lo están comenzando a transitar varios empresarios de la región centro del paíssiendo algunos centros urbanos los privilegiados que están recibiendo estas cortes. Así lo están en los mercados de Rosario, en la ciudad de Córdoba y en algunas zonas del norte de Buenos Aires. Y según los empresarios que llevan adelante este negocio la demande está insatisfecha”, consideró la investigadora y docente.

En ese sentido, indicó que los empresarios de la región central apuestan a la diversificación de la productividad y ya no destinan los campamentos únicamente a la agricultura. Explica eso los suelos necesitan de rotaciones, ahora no solo de cultivos, sino agregando al sistema la ganadería. Expresó que en algunos casos “el ovino es complementario de los mismos, en otros es tomado como una herramienta que contribuye con los sistemas agroecológicos y en algunos menos se déarrolla como única actividad, predominando en los mismos el objetivo de producción de carne ovina”.

Para la experta, se trata de sistemas en los que el ovino debe resultar un negocio. Esto implica el uso de la tecnología disponible para la actividad, tanto en lo que respecta a las instalaciones, corrales y mangas adecuados, cobertizos para las pariciones; as para planes adecuados en reproduccion que permitan desestacionalizar los sistemas. Sumando, además, genética específica, con razas que se han importado en los últimos años especializados en la producción de carne y por supuesto, buenas bases forrajeras manejando mayores cargas por hectárea.

Por otra parte, dijo que mediante este paquete tecnológico, los sistemas están aptos para pasar de las habitales señaladas del 80% al 120%, para obtener mayor cantidad de kilos de carne de cordero de calidad por hectárea, pasando de 288 kilos por hectárea a 432 kilos. Se trata, además de “corderos pesados”, pero que conservan la categoría de “cordero diente de leche”, los cuales entre los 4 y los 6 meses de edad ya pesan de 35 a 50 kilos vivo, aportando reses de 14 a 25 kilos apto para el troceo. “Estos reses permiten el troceado tan esperado para la carne ovina, obteniendo gran cantidad de cortes con muy buena proporción de músculo, aptos para diversas preparaciones gastronómicas”, explicó.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario