<
>

La discoteca de moda de Madrid a la que van todos los famosos


Si te apetece salir a tomar unas copas a uno de los sitios más exclusivos de Madrid, seguro que te interesa conocer cuál es la discoteca de moda de la capital, a la que van todos los famosos. El equipo de relaciones públicas está formado por rostros bien conocidos, como Raúl Castillo, amigo íntimo de Ana Obregón.

Hablamos de Caro, una discoteca-restaurante situada en pleno corazón de Madrid, en la calle Génova, a escasos metros de la Plaza de Colon. Se encuentra en las instalaciones donde antiguamente estaba el club Bocaccio.

En los reservados se ha viso a Alejandra Rubio, Miguel Ángel Silvestre, Joaquín Prat… También algunos futbolistas del Atlético de Madrid y el Real Madrid.

Así es Caro, la discoteca de los famosos de Madrid

En la página web oficial se puede reservar una mesa en Caro Club, de forma sencilla, rápida y cómoda. Es tan fácil como indicar el número de personas (de 2 a 10), hora y tipo de mesa según el gasto mínimo (250, 350, 500, 1.000 o 1.500 euros).

También se puede adquirir la entrada de forma anticipada. El precio de la entrada individual y una consumición es de 20 euros.

«Situado en un emplazamiento histórico que encierra la autenticidad de los artistas, intelectuales y personalidades más liberales que, allá por los años 70, hicieron historia en “BOCACCIO” entre bailes y copas. Hoy, casi medio siglo después, recoge el testigo CARO, con un concepto renovado y actual que reabre la puerta más emblemática de la capital para seguir escribiendo la historia y hacernos disfrutar como nunca».

Está abierto de miércoles a sábado y el dress code es «elegante». Tiene servicio de aparcacoches.

Picoteo

En Caro Club también hay una carta gastronómica muy interesante disponible. Estos son algunos de los platos:

  • Jamón de bellota 100%, acompañado de pan de cristal con tomate:50 euros.
  • Carpaccio de ternera: 25 euros.
  • Langostinos en tempura con salsa Nitsume: 40 euros.
  • Alcachofas en tempura con foie: 20 euros.
  • Combo de niguiris (8 piezas): 34 euros.
  • Futomakis rebozados (6 piezas): 18 euros.
  • Profiteroles en tempura de helado: 7 euros.
  • Semiesfera de chocolate: 10 euros.

Por último, cabe señalar que las opiniones que hay sobre la discoteca Caro en Google Reviews son excelentes, con una valoración general de 4,5 estrellas sobre un máximo de 5: «Un club muy exclusivo, con un trato excelente. El ambiente es inmejorable. Sin duda el mejor sitio donde pasar una noche divertida», «Es el lugar que Madrid necesitaba. Un servicio estupendo, la música divertidisima y además se puede comer a cualquier hora del día y todo riquísimo. Recomendado 100%».



Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario