<
>

La justicia de Colombia investiga a aliados de Petro por escuchas ilegales


El embajador de Colombia en Venezuela, Armando Benedetti, presenta sus cartas credenciales en el palacio presidencial de Miraflores, en Caracas, el 29 de agosto de 2022

El embajador de Colombia en Venezuela, Armando Benedetti, presenta sus cartas credenciales en el palacio presidencial de Miraflores, en Caracas, el 29 de agosto de 2022

La justicia de Colombia ha anunciado que el juez ha declarado a espaldas de las personas más cercanas al presidente Gustavo Petro en un caso «aberrante» de escuchas ilegales a una exniñera, al que se le adjudicaron una relación falsa con narcotraficantes del Clan del Golfo.

Un escándalo en apariencia doméstico terminó salpicando a dos fichas claves del gobierno izquierdista: la mano derecha de Petro, Laura Sarabia, y Armando Benedetti, el poderoso político que lo apoyó en campaña y hoy es embajador en Venezuela.

El jefe de la Fiscalía aseguró en rueda de prensa que el teléfono de la exniñera de los funcionarios fue interceptado «con la utilización de un informe falso» en el que la vinculaban con narcos, luego del robo de un maletín con millas de dólares en la casa de Sarabia.

Otro empleado de la funcionaria también quedó bajo escucha, ambas señaladas de trabajar con el comandante narco conocido como Siopas en el departamento del Chocó (oeste), a más de 550 km de sus residencias en la capital.

En la Niñera Marelbys Meza la sometieron a un interrogatorio con polígrafo el 30 de enero en un edificio contiguo a la sede presidencial que está siendo investigado por las autoridades.

“Este caso es nuestro solamente aberrante desde el punto de vista judicial, es un caso que nuestro pone de nuevo en el pobre escenario histórico de Colombia que es la violación de los derechos humanos”, aseveró el fiscal general, Francisco Barbosa.

La niña dijo a un medio local que durante el interrogatorio con polígrafo sintió «secuestrada, aturdida, ahogada» con preguntas sobre la pérdida de los dólares, que según Sarabia sumaron USD 7.000.

“Las seguramente en miembros del Clan del Golfo, las escuchan y posteriormente en la tarde como si estuviéramos con la Gestapo en Colombia, la trasladan en un carro, le hacen un polígrafo que nada que ver con seguridad nacional”, relató Barbosa.

El Clan del Golfo es la mayor banda narcotraficante de Colombia, formada por los remanentes de los paramilitares de ultraderecha que operaban con la ayuda de algunos miembros de la fuerza pública.

Tras la explosiva entrevista de la niñera, se ha ido destapando un escándalo de chantaje y conspiración que enloda al alicaído gobierno de Petro, cuando pena para hacer realidad sus ambiciosas reformas en el Congreso.

– «Puerta de agua» –

Marelbys Meza fue cuidadora de los hijos de Benedetti en junio de 2022, pero la despidieron por robot tras una prueba con polígrafo que detectó mentiras en su explicación, de acuerdo al embajador.

Benedetti fue jefe de Sarabia en el pasado y l’presentó a Petro antes de que este la contratara como jefa de gabinete, en un triángulo de poder que está resquebrajando.

La razón por la cual Meza termina trabajando para Sarabia pesa al robo en la casa de su exjefe no ha sido esclarecida.

Según versiones de prensa, Sarabia acusa a Benedetti de tenderle una trampa y chantajearla con la no publicación de la entrevista de la niñera a cambio de un ministerio.

El embajador, que llevó a Meza en un vuelo privado a Caracas donde la niñera duró varios días, dice que él utilizó de ayudar a Sarabia y es ella quien «está manipulando la información y esa cortina de humo que no justification el abuso de poder, el secuestro y la intimidación», según un mensaje en su cuenta de Twitter.

No es la primera vez que las autoridades de Colombia afrontan señalamientos por seguimientos o interceptaciones ilegales.

El mismo Petro fue indemnizado como víctima de las llamadas «chuzadas» del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), disuelto en 2011. Una extinta dependencia de la presidencia que bajo el gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010) se vio envuelta en un escándalo por escuchas ilegales a magistrados de la Corte Suprema, opositores y periodistas.

A partir de 2023, Petro calificó como ‘Watergate’ las supuestas interceptaciones su campaña presidencial que aún no han sido probadas.

“Hoy es un día muy lamentable para el Estado de Derecho en Colombia.

lv/pam/dl

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario