<
>

Las claves para reparar el pelo después del verano


Aunque a todas nos gustaría poder alargar un poco más las vacaciones de verano, lo cierto es que poco a poco están llegando a su fin. Toca volver a la rutina y reparar el pelo después de los daños del verano ya que la deshidratación conlleva problemas como la pérdida del cabello, las puntas abiertas y el tacto áspero, entre otros.

No hay que olvidar que el cloro de la piscina, la sal del mar y el sol hacen que, por mucho cuidado que tengamos, el sol se deshidrate durante esta época del año. Por lo tanto, una vez regresamos a casa, tenemos que darle unos cuidados especiales a la melena para que ésta recupere su vitalidad natural.

Hidratación

Lo primero y más importante es la hidratación y nutrición del cabello. Una o dos veces a la semana, después de lavarlo, debemos aplicarnos una buena mascarilla reparadora, de medios apuntos. Si el pelo está muy seco, podemos ponernos un gorro de ducha después de aplicar la mascarilla y dejar que actúe durante media hora. Luego aclaramos con agua tibia y secamos con una toalla de microfibra.

Tenemos la posibilidad de optar por los aceites vegetales para reparar el pelo después del verano. Los mejores son los siguientes:

  • Aceite de oliva: uno de los ingredientes más utilizados en el mundo de la cosmética natural para el cuidado tanto de la piel como del cabello. Tiene un gran poder hidratante y, además de darle brillo a la melena, la hidrata, protege y suaviza.
  • Aceite de aguacate: es ideal para los cabellos más secos y dañados ya que repara la fibra capilar en profundidad y le aporta mucha fuerza y brillo a la melena.
  • Aceite de sésamo: el aceite de sésamo nutre, regenera e hidrata desde el cuero cabelludo. También favorece el crecimiento del cabello y combate la caspa.

Cepillado

Tal y como indican los expertos, lo que solemos hacer es cepillarnos el pelo únicamente cuando necesitamos peinarnos. Pero lo cierto es que es algo que debemos hacer todos los días, por la mañana y por la noche, para eliminar los pelos que se han caído. Lo mejor es utilizar un peine de madera ya que, a diferencia del de plástico, evita que el pelo se rompa, protege el cabello y reduce el encrespamiento. ¡Todo son ventajas!



Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario