<
>

“No sos más el de antes, olvidate de ese”


Emiliano Pins&#xf3;n fue diagnosticado en febrero de 2021

Emiliano Pinsón fue diagnosticado en febrero de 2021 – Créditos: @Instagram: @emipinson

La vida del periodista Emiliano Pinsón cambió rotundamente cuando, en febrero de 2021, le diagnosticaron Parkinson. Tras procesarlo, se dedicó a hablar sobre esta enfermedad y, este viernes, estuvo en El diario de Mariana (América) donde dio detalles de cómo se transformó su vida en los últimos años.

Emiliano Pinsón relató cómo fue el momento en que le dijeron que tenía Parkinson: “Tuve miedo de morir”

“¿Cómo es vivir con una enfermedad que no tiene cura? Más de 100 mil personas en Argentina tienen Parkinson, la enfermedad neurodegenerativa más importante que hay en el mundo”, introdujo la conductora del ciclo, Mariana Fabbiani, para hablar con Pinsón.

Emiliano Pinsón es reconocido por los programas en los que participó en Fox Sports, como el histórico Fútbol Para todos, protagonizado junto Germán Paoloski, Fernando Carlos y Walter Queijeiro. Hoy en día sigue trabajando en ESPN.

Juan Di Natale se enfureció con LAM por el escándalo de la Negra Vernaci: “Es patético que sigan con eso”

“Después de que fui asumiendo y de que fui contando (sobre la enfermedad), ya lo hago un poco más público y lo enfrento porque hay mucho desconocimiento y temor. Es una enfermedad que asusta”, comenzó y agregó: “Cuando me enteré, en febrero del 2021, estaba laburando en ESPN y sigo laburando ahí. Por suerte, en el trabajo me han bancado y me han dado más laburo. Te agarra miedo porque cuando sabés que tenés Parkinson, te preguntás si te dejarán seguir porque se piensa cualquier cosa”.

Al periodista le diagnosticaron Parkinson en febrero del 2021

Al periodista le diagnosticaron Parkinson en febrero del 2021 – Créditos: @Instagram: @emipinson

Mariana Fabbiani le consultó si la enfermedad “podía ser una oportunidad” y el invitado se refirió al crecimiento personal que tuvo a partir de reflexionar sobre su cuadro. “Seguro, va a sonar raro, pero yo, sin Parkinson, no sería el tipo que creo que soy hoy. Sinceramente, me creo un tipo más sabio; me hizo crecer, ponerme del otro lado. Me puse a pensar cosas que tal vez jodían a la otra persona y ahora, por lo menos, tenés ese segundo de reflexión o de pensar. A mí me pasó eso”, indicó.

Luego, Pinsón contó cómo fue el momento en el que recibió el diagnóstico por parte de los médicos. “Fue un cachetazo. Yo laburaba a la noche y después muy temprano a la mañana en la radio, y me estaba costando dormir; dormía muy poco. Yo hacía deportes, jugaba al fútbol los fines de semana. Un día no pude gambetear y me caía. Y digo: ‘¿Qué me pasa? Tengo estrés’. Me hicieron unas pruebas y me dio pésimo. Y me dicen: ‘Andá a Movimientos Anormales’. Fui. La neuróloga me hizo caminar, me hizo tocar la nariz. Y me dice: ‘¿Sabés lo que tenés?’. ‘¿Estrés?’, le digo yo. ‘No, Parkinson’, me respondió”.

David Beckham invitó a cenar a Messi y todas las miradas fueron para el look de Antonela Roccuzzo

La doctora le explicó que había un Parkinson joven, que era acrónico y que no tenía cura, pero con pastillas se podía vivir mejor. “Cada paciente es diferente, una cosa es como me lo tomo yo, y otra cómo se lo toma otro. Un tipo que es hipocondríaco, seguramente lo va a pasar peor que yo. Obviamente, fue un shock, pero la segunda vez fue la que más me hizo ruido porque yo no tenía síntomas. Cuando voy la segunda vez, yo estaba motivado para pelear para ser el de antes. ‘No, Emiliano el de antes no sos más. Olvidate de ese Emiliano’. Me despedí de ese Emiliano”, manifestó el periodista para sorpresa de Fabbiani.

Bajó 140 kilos en Cuestión de Peso y se volvió un ejemplo: el impresionante cambio de Pablo Bragale

El periodista continuó con su relato. “Por supuesto que no la pasé bien, pero es lógico. Yo pasé momentos feos, de llorar todo el tiempo, pero empecé a notar cosas que me pasaban. Se te seca la boca, uno de los dos lados del labio te empieza a fallar, anda un poquito mal, tengo más rigidez en las piernas. El Indio Solari tiene el mismo Parkinson que el mío”, explicó.

Por último, Pinsón contó que las pequeñas acciones de la rutina son lo más difícil de la enfermedad. “A veces no te podés dar vuelta en la cama, atarte los cordones te tarda diez minutos. Hay cosas muy generales y otras muy personales. Todo lo que es motricidad fina, como por ejemplo el cierre, es terrible… corbatas o secarme la espalda es todo un tema”, contó.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario