<
>

Nuevo triunfo de Pep Bassas en los europeos



Está en su sangre. Pep Bassas es hijo de campeón y deja claro que tiene en su ADN los genes que llevaron a su ansiado padre a ser uno de los mejores pilotos españoles de finales de los 80 y principios de los 90. Ahora es el hijo quien se encamina hacia el título europeo de la ERC3 tras sumar su segunda victoria del año en la República Checa.

Bassas se dirigió cautelosamente a Barum, Uno de los rallies de asfalto más difíciles del año, más con las lluvias que lo han llovido este fin de semana. Y la estrategia le funcionó bien, ya que sus rivales cayó en las trampas de las secciones checas, incluido otro español, Alejandro Cachón, lo que cuajó una buena actuación hasta que una ligera salida lo sacó de la pelea.

Con este triunfo Bassas se consolida en el liderato de su categoría tras sumar dos victorias en Roma y Barum, un segundo en Letonia y un tercero en Polonia. Ha sido todo el camino para repetir el título que ya ganó Efrén Llarena hace dos años, un éxito que podría servir de trampolín para empresas más grandes.

Llarena finalizó sexto en la general tras ser penalizado por un problema diferencial lo que le impidió brillar durante la fase de clasificación. Salió en decimosexta posición, lo que ensució mucho las etapas, pero le permitió sumar valiosos puntos. El resultado de la 50ª edición de la prueba checa fue sorprendente. Erik Cais llegó a la última etapa con 20 segundos de ventaja, pero salió y dejó la victoria en una meseta para el ídolo local, Jan Kopecky, que ya lleva diez victorias en la prueba de su país.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario