<
>

Pádel: Claudia Fernández, la ‘niña maravilla’ del pádel: en Bachillerato, sacándose el carné del coche y a un paso de su primera final


Cuando Claudia Fernández (Madrid, 2006) estaba en preescolar, su actual compañera de pádel, Gemma Triay, acababa de dejar el tenis antes de empezar su aventura padelística.  Ahora, una semana después de haber cumplido la mayoría de edad y tras pasar de ser pareja 12 a 3 en un visto y no visto, la ‘niña maravilla’ española jugará en Qatar las primeras semifinales de su vida. 

Con un idilio desde los siete años y una ‘tradición familiar’ desde padres y hermano, Claudia se enamoró del deporte de la pala casi por casualidad. «Daba un poco por saco y mis padres dijeron que me metían al pádel para que parase un poco«, explica a MARCA.  Una familia que, a día de hoy, sigue siendo su equipo más preciado. «Dependo de ellos para todo, me estoy sacando el carnet, me tienen que llevar a todos los sitios… han puesto todo para que yo sea feliz», añade.

Daba un poco por saco y mis padres dijeron que me metían al pádel para que parase un poco

Claudia Fernández

Fernández empezó despuntando en menores y desde hace tres años, con apenas 15,  ya empezó a entrenar profesionalmente. «Fue algo complicado, con los estudios de por medio y todo… Ahora estoy en 2º de Bachillerato, que me lo sacaré en dos años porque me han puesto muchas facilidades en la Blume», cuenta la madrileña, que reconoce además que todavía no ha decidido qué carrera universitaria cursará.

Mientras, dentro del 20×10 sigue brillando y captando la atención de las mejores jugadoras del planeta. Y es que tras la Hexagon Cup, donde Gemma Triay decidió finalizar su etapa con Marta Ortega antes incluso de que arrancase la temporada de Premier Padel, recibió una llamada que le cambiaría la vida y que, ahora, provoca que muchos de los focos del pádel femenino le apunten directamente.

La chica «tranquila» para una número 1

«Al principio no me lo creía, pero no dudé». Así resume Claudia Fernández con este diario lo que supuso la propuesta de Gemma Triay que le catapultaría directamente hacia lo más alto del pádel. Tanto es así que este jueves disputará en el Qatar Major de Premier Padel las primeras semifinales de su todavía corta trayectoria profesional.

Muchas veces le doy vueltas y pienso si estaré a la altura

Claudia Fernández

Un proceso que está obligando a Claudia a acelerar su madurez personal y deportiva de forma casi impropia para una persona de su edad y que, como ella misma reconoce, apenas le da tiempo a asimilar. «Si hace tres años me dices que me va a llamar una número 1… es que es tremendo. Estoy encantada pero quizás me hubiese gustado ir ascendiendo de forma algo más lenta porque da un poco de vértigo y muchas veces pienso si estaré a la altura«, reflexiona.

Claudia y Gemma, durante un partido en Qatar.

Claudia y Gemma, durante un partido en Qatar.PREMIER PADEL

Y es que antes de aceptar, casi sin pestañear, el reto propuesto por la menorquina, Claudia tuvo que lidiar con la difícil tarea de decirle a su compañera, Lorena Rufo, que no iba a seguir con ella: «Por suerte somos muy amigas y se alegró mucho por mí. Me dio mucha pena y fue difícil, como es lógico, pero no podía decir que no».

Con la inocencia y la naturalidad que le caracterizan, Claudia apuntilla lo dicho anteriormente antes de finalizar la charla con este diario con un «bueno, que conste que a pesar de que ha sido muy rápido todo, también pienso que si Gemma me ha llamado es por algo... Dice que le doy mucha tranquilidad y así seguiré».



Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario