<
>

RACING Íñigo es el principal enigma de Romo



La mayoría de los pasatiempos tienen un cariño especial por sus jugadores locales. El de Racing también, y en los últimos años, mucho más. Esto no quiere decir que cuando alguno de los productos de La Albericia llegue al primer equipo y juegue mal, no se critiquen, hay ejemplos de pitos para algunas de las leyendas de la institución, pero sí quiere decir que cuando no están jugando, se les echa de menos. Y si los resultados no siguen, culpan al entrenador de servicio. Y eso es lo que empieza a pasar con Guillermo Fernández Romo. Y la marea está subiendo. Las liberaciones de Musy y Martín Solar ya han comenzado a ser criticadas en redes sociales y en foros racinguistas, esto se ha incrementado con la contratación de Unai Medina (por lo que esto implica desconfianza hacia Ceballos), y alcanzó su punto álgido con la inesperada sustitución de Íñigo Sainz-Maza.

Alfredo Pérez y Pedro Ortiz salvaron económicamente al Racing y lo dotaron de estabilidad institucional, pero en ningún momento han sentido tanto el cariño de la afición como cuando lanzaron un proyecto la temporada pasada que puso la carrera en el centro de todo. Y obedecieron, pasando seis jugadores locales a la vez al primer equipo, que en la mayoría de los casos tuvo un gran protagonismo (Ceballos, Mantilla, Íñigo, Pablo Torre, Martín Solar y Camus). Los resultados no llegaron y todo este proyecto liderado por Amorrortu fue desmantelado con la consecuencia de que no se promovió ningún equipo juvenil, que La puerta se ha abierto para Martín Solar y el papel de Ceballos, Mantilla e Íñigo ha palidecido en este inicio del campeonato. Al contrario, el papel de Camus parece haber crecido y el de Pablo Torre se mantiene. De cualquier manera, la temporada apenas ha comenzado.

El buen papel de Unai Medina desde que se incorporó al Racing ha sofocado las críticas del lado derecho, pero el raro y gratificante fútbol generado por el mediocampo solo ha alimentado el debate en torno al capitán del equipo, Íñigo, sustituyendo a Tudelano y sin jugar un minuto en Las Gaunas. La relación entre Romo y Ampuero ha sido estrecha desde la llegada del técnico, en pretemporada parecía que había armonía entre los dos e Íñigo mostró un montaje más rápido que sus compañeros. En Liga, sin embargo, salió claramente por detrás de Tienza y Sergio Marcos y Borja Domínguez y Bustillo también jugaron contra el Logroñés (también cántabro, como señaló el club) antes que él. La temporada pasada, el capitán jugó 24 de los 27 partidos oficiales de hoy y solo se quedó en el banquillo para Lezama, Leioa y Tarazona.

La actuación de Isma López en los dos partidos de Liga no ha sido la esperada.

Entrenando esta mañana, todavía con Jack Harper y Pablo Bobadilla entrenando fuera del grupo, El técnico madrileño ha vuelto a dedicar parte del entrenamiento a poner a prueba una estructura defensiva con Eneko Satrústegui en el lateral izquierdo, Mantilla y Pol Moreno en el central y Unai Medina en el lateral derecho. Si Romo finalmente decide alinear esta defensa, el sacrificado sería Isma López, que no ha sido especialmente brillante en los dos primeros partidos de Liga. Para el navarro, eso sí, puede mantener su prestigio en el once y el hecho de que el próximo partido será en casa y contra el Talavera, equipo contra el que Racing debería atacar más que defender.

Aparte de las dos lesiones, todo el equipo se entrenó con normalidad, a excepción de Pablo Torre. El de Soto de la Marina, que se encontró con problemas musculares en los últimos minutos en Las Gaunas, saltó al terreno de juego unos minutos más tarde que sus compañeros y el último de los partidos lo siguió desde el banquillo. Entre los dos, sí, parecía estar jugando normalmente, así que Parece que Romo está midiendo un poco las cargas físicas del 10 esta semana con el objetivo de llegar fresco de las piernas al partido del sábado (19:00 horas).

Pablo Torre, que acabó con una sobrecarga en Logroño, ha finalizado los entrenamientos de hoy unos minutos antes que sus compañeros.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario