<
>

Sandra Gómez, de Tokio a Dakar



La conocimos en la carpa comedor de Wadi Al Dawasir, un lugar común a todos los integrantes del vivac, justo antes de tomar algo para cenar con Santolino, a quien considera un hermano, e irse a dormir. A veces es difícil equilibrar los horarios, sobre todo para los que hacen un Dakar en moto como Sandra Gómez (28 años, Madrid). La de Cercedilla, habitual en el mundial de trial, donde terminó cuarta en 2021, es la única mujer que debuta en el desierto este año y AS le habla tras la octava etapa, en la que sufrió sus dos primeras caídas.

“Nos dimos cuenta de que era la etapa más larga y ya van varios días…”, declara con un cansancio que apunta desde detrás de la máscara, pero sin desanimarse porque tiene muy claro su principal objetivo: «Termina. Estar aquí ya es leche, y terminarla un poco más (unas risas) «. En ce moment, elle en est avec la Husqvarna des XRaids Clinicas Cres, occupant la 73e place au général : « Je suis deuxième au classement des filles et je suis contente parce que Mirjan Paul est impressionnante comme elle fait, elle a neuf dakares et ça se ve. Cada día. Aprendo cosas nuevas de ella y de los demás. «

Sobre todo, desde Santolín. “Sin él no hubiera estado aquí y estaría perdida. ‘Loren’ me ha dado muchas lecciones y me las sigue dando en algunas cenas (unas risas). Estoy muy agradecido y sobre todo lo está haciendo muy bien, muy bien”, dice el salmantino, y desvela cuáles son los “consejos” que desvela: “Me enseñó cosas que venían del enduro, así le pasaba, lo aprendido y lo comprimí en unos días. Por ejemplo, no navegar y pilotar a la vez, y no seguir a los demás, mirar mi propia carrera”. Un buen maestro.

Un trialista en ‘La Casa de Papel’

Sandra Gómez en el Dakar 2022.

Sandra es piloto de trial y enduro, compagina ambas disciplinas, pero «el Dakar siempre ha estado ahí», solo le queda esperar su oportunidad y llegó el pasado verano: «Económicamente era imposible hasta que un patrocinador me abrió la puerta. en septiembre empezamos. «Todo un sueño, aunque los sabe realizar bien…» Desde hace varios años «forma parte de un grupo de especialistas y Participó en el rodaje de ‘La Casa de Papel’ como doble de Tokio, cuando el personaje de Úrsula Corberó iba en moto.

“Trabajamos con una productora ‘Netflix’ y me tocó hacer ‘La Casa de Papel’ unos días. Fue una experiencia más, tuve otras como ‘Sky Rojo’. Cuando lo hice la serie no era muy conocida, pero me encanta porque vas en moto y viene con pequeños desafíos. A ver si me llaman para más cosas”, se ríe. Quizás participar en un Dakar le saque de su escondite, aunque no esté para eso, claro, pero sí para volver en el futuro: “Ojalá veamos si se añade algún patrocinador más. «Si no, ya sabes dónde está el Banco de España…

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario