<
>

Todo lo que debes saber sobre el cancer de tiroides


Nuestro encontramos, claramente, frente al tumor maligno endocrino con mayor frecuencia. Hablamos del cáncer de tiroides, ya que se estima que en 2022 se detectarán 6.040 casos nuevos en el país, con una relación de 3:1 mujeres/hombres. Lo primero que tenemos que tener en cuenta es qué es la tiroides. Se trata, como nos dice la doctora Pilar López Criadomiembro de la Sección de Tumores de Pulmón, Cabeza y Cuello, y Melanoma en MD Anderson Cancer Center Madrid, de una glándula, un órgano del sistema endocrino, ubicado en la parte anterior del cuenco. “En condiciones normales no se nota, hay un segundo órgano del mismo sistema que son sus glándulas paratiroides. Cómo producir hormonas tiroideas que son sustancias fundamentales en mainner el buen funcionamiento del corazón, tensión y otros músculos facilitando controles de temperatura o peso”, nos cuenta la doctora.

Sus varios los problemas de salud que pueden afectar a esta glándula, pero sin duda, uno de los más graves que puede afectar a esta zona est el cáncer, uno de los más frecuentes. ¿Cuáles son sus causas? Como detallamos en la doctora, la causa última de un caso concreto habitualmente no se conoce. “Son alteraciones genéticas en las células del tiroides que sabemos que las facilitan radiación ionizante (Típicamente hay un aumento tras accidentes nucleares como el de Chernóbil, o tras las bombas atómicas, y espera aumento en Japón por el accidente de Fukushima). Polución también es un factor conocido, y también hay agregación familiar. Hay un cáncer de tiroides menos común, el “medular”, que afecta a las células C de esta glándula, y que se asocia a síndromes hereditarios familiares transmisibles por conocidos”, detalla la especialista.

“Afecta más a mujeres que a hombres y por eso se propone que el sexo puede ser también un predisponente por la influencia de los estrógenos, aunque esto es muy discutido”, nos comenta la doctora.

Lee también: ¿Muy cansada? Hazte un chequeo de la tiroides aunque estés delgada

mujer en una revision de tiroides

mujer en una revision de tiroides

¿Cuáles son sus síntomas?

El doctor López Criado nos explicó que no hay un síndrome inequívoco, y que lo más frecuente en el tiroides es la patología benigna y se manifiesta igual, como un bulto que crece, por lo que consultar cuando esto es fundamental. Y es que, a pesar de no existir un síntoma específico de la enfermedad, la experta recomienda consultar cualquier cambio en el cuello: sensaciones de presión, molestias persistentes, bultos o dificultades para hablar o tragar. A pesar de ello explica que los tumores en la glándula tiroidea pueden crecer hacia dentro y que no se nota hacia afuera.

“A veces, si el tumor crece hacia dentro produce dificultad para tragary si es grande, para respirar, pero muchas veces el diagnóstico es por estudio de un bocio, es decir, un aumento de tamaño del tiroides, y por sospecha de nódulos sin ningún síntoma”, nos detalla. Para confirmar el posible diagnóstico, es importante realizar una punción o una biopsia. “Con estos resultados y los de las imágenes se planifica el tratamiento”, nuestra explicación.

“La patología benigna es la que sólo domina y lo normal es que sea un bocio. Pero también puede ser signo de metástasis pulmonar o derrames pleurales. En general, hay que consultar con el médico de cabecera cualquier síntoma que persista durante más de 10-15 días”, puntualiza la doctora.

Lee también: Resolvemos todas tus dudas sobre el hipotiroidismo

Tipos distintos

La planta cuenta con el experto sobre si existen diferentes tipos de cáncer de tiroides, y confirma que los hay. “Aunque la mayoría son tumores ‘bien diferenciados’, el carcinoma papilar es el mayoritario y después el cáncer folicular. Otra variante es en Hürtle, hay muchos tumores agresivos, como la indiferencia y el tumor anaplásico, que es un cáncer de evolución muy agresiva. Estos se desprenden de las células foliculares de las tiroides, que son sus mayoritarias. El carcinoma medular también es mucho menos común”, nos cuenta.

Lee también: Cuida tu tiroides con estos alimentos saludables

personas con mas riesgo

El médico López Criado nos explicó que si él personas con mayor riesgo de desarrollar este cáncer. “Por ejemplo, en el caso del medular, la transmisión hereditaria identifica síndromes que llamamos MEN I o MEN II, etcétera, pero son poco comunes. En cambio, sí que aumenta en personas expuestas a la radiacion pro tratamientos oncológicos (ejemplo con niños) o expuestos a accidentes nucleares o próximos o con historia familiar”, nos cuenta.

Lee también: Tiroiditis de Hashimoto: resolvemos todas tus dudas sobre esta fermedad

tiroides

tiroides

Cómo tratar a los encerrados

La doctora detalla que a vez conocido que un nódulo es maligno, lo más común con estudio de extensión básica, ecografía de cuello o resonancia (esto si hay dudas por tamaño) y un TAC torácico sin contraste (mayor que radiación) es operarlo. “La cirugía es el pie angular del cáncer de tiroides. Hace unos años, se realizó una tiroidectomía total (extracción de la glándula tiroides) en todos los casos. Ahora, se tienen otras opciones en tumores pequeños, como mantenedor de un hemitiroides para evitar la insuficiencia tiroidea y paratiroidea”, afirmó la Dra. López Criado. “Realmente en nodos pequeños con ecografía, se opera, ou bien con hemitiroidectomía (resección de medio tiroides) ou bien total tiroidectomía, que est la resección completa con reimplantación de las paratiroides (alguna de ellas) para evitar complicaciones en el metabolismo del calcio, que seria gravísimas. La resección de ganglios proximales depende del tamaño y es fundamental para definir el cáncer y si precisa un tratamiento posterior. En este caso por tamaño del tumor (o por tener varios focos) o por otras características, se usa del yodo radiactivo terapéutico Iodo 131 habitualmente y terapia supresora con hormonas que contarla/cura la mayoría de estos tumores (no en el caso del medular) ”, explicó la doctora. La tiroides también se elimina quirúrgicamente en los casos metastásicoshay que, al ser el órgano que absorbe el yodo, podría evitar que este llegara a las zonas afectadas del resto del cuerpo para neutralizar las células tumorales.

Lee también: ¿Qué se debe comer cuando se está en un tratamiento contra el cáncer?

papel del endocrino

La experta destaca además el papel del endocrino en la sustitución de la glándula tiroides mediante la intervención quirúrgica. “Livir sin tiroides es bastante común, ya que tiene hormonas sustitutivas perfectas. Sólo hay que ajustarlas. Se trata con un control hormonal que optimiza bien el endocrino. De hecho, es muy raro encontrar un paciente que tenga problemas de efectos secundarios por insuficiencia tiroidea secundaria a un cáncer”, asegura. Asi, la labor del endocrino es esencial para ajustar el nivel hormonal del paciente y verifique que no se produzcan recaídas, tanto locales como sistemas.

Últimos avances

Además, las nuevas combinaciones de terapias dirigidas e inmunoterapia Suponen el futuro en el tratamiento de los pacientes con cáncer de tiroides avanzado. Este nuevo enfoque se basa en la evidencia de que la inmunoterapia logra su máxima eficacia cuando se la administra junto con fármacos que retrasan el crecimiento del tumor. “La terapia dirigida consigue respuestas rápidas pero que suelen agotar en un año o dos. La inmunoterapia por su parte consigue que el paciente mantenga el beneficio. Esta combinación es la que se está trabajando en sayos y que no necesita hace 5 años. No es estándar todavía, pero buscamos que se aplique en los centros hospitalarios”, confirmó la especialista. La combinación de terapias e inmunoterapia ha demostrado avances soberano todo en el abordaje de tumores avanzados resistentes a yodo radiactivo, tratamiento habitual en cáncer de tiroides, o aquellos en los que haya metástasis. Entre los últimos avances también destaca que se ha confirmado el diagnóstico molecular como método de detección de este tipo de cáncer, lo que facilita el tratamiento personalizado y adaptado a las necesidades de este paciente.

Con todo este proceso, llega la buena noticia: “El pronóstico general del cáncer diferenciado de tiroides es bueno, se cura un 90%para lo que el diagnostico precoz es clave, pues if este es tardío, puede enombrecer la posibilidad de cura, y sigue habiendo pacientes que fallecen por este cancer, pero la mayoría se curan y, de hecho, pese a su alta frecuencia, se curar con cirugía y iodo y no son frecuentes en consulta de oncología”, nuestras explicaciones.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario