<
>

Un error que nadie espera de él: Alabanza, indicada en 3-2




El defensa austriaco se mostró muy tibio con el tercer gol del Levante. Perdió de vista el balón y dio el rebote para que Róber anotara a su antojo.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario