<
>

Un mediocampista al que le encanta comer


Como si fuera un reloj de arena los dias estan cayendo como granitos en el mercado de un Espanyol que, hasta ahora, solo pudo incorporar a Sergi Gómez, central, una de las posiciones indicadas para reforzar pero no más alta prioridad. Es decir, desde que terminó la temporada en Segunda División y hasta el momento, a poco más de diez días del inicio de LaLiga en Primera División, la de un mediocampista defensivo.

Escudo / Bandera Espanyol

El espacio deportivo del Espanyol persigue un centrocampista contribuyente fuerza, altura y las dos ayudas defensivas segunda linea como el Equilibrio ayudar al equipo a dominar la batalla del centro del campo. Conceptos todos necesarios en Primera y carencias del año anterior podrían pasar desapercibidos por la entidad de rivales. Keidi desnuda, que se metió en líos durante la pretemporada aunque por suerte ya aprovechó los minutos, cumple la mayoría de las condiciones, pero no es tan posicionalPor tanto, puede actuar como alternativa o junto al nuevo centrocampista en partidos muy exigentes. David Lopez, si lo es y jugado este verano en el medio del campo obligado por las circunstancias, tiene un funcionamiento más óptimo en el eje detrás.

El retraso de este refuerzo, y en general de cualquier opción de mercado que hasta ahora el Espanyol no ha podido materializar a excepción de Sergi Gómez, responde obviamente a la limitaciones económicas derivadas del límite salarial. Por este motivo, se encuestaron diferentes perfiles de cotización, desde Gabriel Pires del Benfica a Rubén Alcaraz del Valladolid y otros candidatos de la segunda se adapta mejor a un margen que ahora es cero para firmar. Es el caso de Víctor Meseguer, del Mirandés, y José Gragera, del Sporting, nombres propuestos este lunes por La Grada. Por lo tanto, si bien una adquisición es ideal, el club consideraría una desinversión con una opción de compra si fuera necesario.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario