<
>

Una cumbre inaccesible hasta hoy



El muro que maldice tan expresivo Enric Mas hace unos días en el Rodillas No hay nada al lado de la montaña que el Camp Nou para él Getafe. Y para Miguel, Añado. Los azulones acudieron dieciocho veces a celebrar tres empates cortos. Once Ligas fue el ‘8’ con la camiseta blanca y solo arañó un punto. Tres se fue como entrenador. El agua. Datos, nada más. Este Getafe es nuevo; este Barça, Más. Por primera vez, el Geta viaja a Barcelona sin sentir la amenaza de Messi, que llegó al primer equipo al mismo tiempo que los madrileños en la élite. Una nueva vida y trece goles menos que sufrir.

La subida a la muralla del Barça se afronta con el arnés a medio amarrar. Los materiales son buenos y se juntan para dar el resultado deseado. Si el puntaje es cero en la clasificación, es mitad mala suerte, mitad deslizamiento. La Geta promete atrevimiento, aprovechando la agresividad del tiempo Bordalás y explotar paulatinamente la delicadeza estilística de Míchel.

Alena toca la escuela del Barça, Jaime Mata los derrotó hace un año en el Coliseo, Arambarri y Maksimovic no tienen fin y Djené y David Soria proteger la guarida. Hasta hoy, el Camp Nou es una cumbre inaccesible. Hablemos mañana.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario