<
>

Abraham Ancer rebaja el valor de la remontada de Jon Rahm en Hong Kong


El LIV Golf 2024 es gobierno de los latinos. El chileno Joaqun Niemann gan los torneos de Mayakoba y Jeddah, mientras Hong Kong, la cuarta parada, ha encontrado un dominador en el mexicano Abraham Ancer, 33 aos, que, en un sbado de fantasa, lidera el torneo con cinco golpes de ventaja sobre Eugenio Lpez Chacarra y Harold Varner III.

El golfista que valida el discurso de Chavela Vargas, aquello de que «los mexicanos nacemos donde nos da la gana» deca la cantante y Ancer lo hizo en Texas, tuvo un da inspiradsimo con el putt. Los meti largos, largusimos y de palmos como en el hoyo 1. Hasta de espaldas, un lujo que se sac en el par 3 del 5.

Con ellos remat un da que fue una sinfona de buenos golpes, fro en la climatologa, ardiente con los palos para El Turco. Con la ortodoxia de coger calles con un swing cadencioso, que recuerda al de Miguel ngel Jimnez, jugando la bola baja para neutralizar el efecto del viento y cogiendo todos los greenes, firm 62 golpes sin errores, que uni a los 63 del viernes. Sin bogeys en dos das, est en 15 bajo par cuando el rcord del campo en cuatro vueltas, de Olazbal, es -22. De fbula. «Hay que seguir haciendo lo mismo un da ms. A veces en campos que van a mi juego me presionaba demasiado, pero ahora lo he superado», cont el lder.

Su actuacin merm el valor del sbado de Lpez Chacarra, 66 golpes, que en el enclave del Pacfico ha encontrado rdito al trabajo invernal. Consciente de la pretemporada que le falt el curso anterior, desde enero se exigi en Oklahoma -tambin Ancer sali de esa factora universitaria-, aunque las nevadas no le permitieron apurar la forma. Verse de nuevo en el partido estelar en un LIV lo devuelve a los titulares.

Un golpe detrs de l se qued Jon Rahm (64), tras ocho birdies y dos errores. Herido por el triple bogey del viernes que haba estropeado una brillante actuacin, el de Barrika se revolvi de una manera feroz y no dio tregua al Hong Kong Golf Club, un club del siglo XIX que manej a su antojo. Emboc seis birdies en los primeros nueve hoyos, rebajados por un bogey con tres putts en su quinto tramo, con otro recital de salidas con las maderas -apenas usa el driver en un campo de slo 6.300 metros que requiere otra estrategia- y un gran repertorio con el resto de la bolsa.

La escalada fue constante. Cuando se alcanz la mitad del juego ya solo estaba a dos golpes de Ancer y el australiano Matt Jones. Eugenio, con tres birdies y un bogey, segua su estela, a tono como el resto de los Fireballs que el sbado tenan un da dichoso. El madrileo, con -2, no aportaba resultado en ese momento, sorprendentemente, para la clasificacin por equipos porque Puig (-5), Sergio (-4) y Ancer (-3) estaban sublimes. Acabaran sumando entre los cuatro 26 birdies. Lideran por escuadras con tres golpes de ventaja sobre los Rippers, a pesar del doble bogey postrero de Puig (66 golpes, los mismos que Sergio).

Otro error de Rahm

Rahm, entonces, perdi el paso otra vez. Mientras el Reynosa las meta de todas partes -emboc cuatro birdies seguidos-, Jon dej de ver el agujero grande y en el 9, su decimosegundo hoyo, cometi otro error. Desde el bunker, con el segundo golpe en ese par 4, la tir a una zanja. No fue tan aparatoso como el viernes, pero s un frenazo a sus ilusiones.

Al son de ‘Living la vida loca’, en la divertida fiesta del hoyo 10 -Jon haba salido por el 16-, el espaol volvi a la senda de los birdies, pero ya slo cay otro ms en el fcil par 5 del 13. En el resto, la pelotita se asom al hoyo nada ms, lo que no bast para contrarrestar la magia de Ancer, que por si acaso habr puesto a enfriar el tequila Flecha Azul de la que es cofundador.

.

Etiquetas

, , ,

Siguiente

Deja tu comentario