<
>

Ancelotti encuentra una solución – AS.com


Carlo Ancelotti convocó este jueves a Rafa Marín (Guadajoz, Sevilla, 2002) para entrenar con el primer equipo. No es la primera vez que hace este curso y en el pasado Zidane ya lo ha contratado, pero es toda una declaración de intenciones: El técnico italiano lo considera el central más prometedor de su carrera. Se sorprendió mucho durante los meses que estuvo en el banquillo blanco en este partido de vuelta como técnico.

Marín es un defensa central con un físico muy potente (1,91 metros), al que suma buena técnica y buen rendimiento de balón. Su tamaño también está acostumbrado a la perfección, ya que es muy poderoso por encima de la cabeza, tanto en acciones defensivas como en jugadas a balón parado. Además, tiene una cualidad muy importante en el Real Madrid: es muy rápido gracias a su zancada.

Escudo / Bandera del Real Madrid

Esta temporada se ha convertido en una pieza fundamental para Raúl en Castilla (ha jugado siete partidos) y en esos partidos ha ofrecido una actuación fantástica. Incluso Luis de la Fuente, por la Sub-21, lo sigue de cerca ya que es una demarcación en la que La Rojita todavía tiene muchos problemas. Su crecimiento puede ser la solución a la escasez de efectivos que el Madrid tiene en el centro de la zaga, ya que Alaba y Militao son indiscutibles pero en el banquillo están Nacho, que también tiene que cubrir las bajas por las bandas, y Vallejo, que no aún no ha comenzado este curso.

Rafa Marín es uno de los defensas más prometedores del Real Madrid y de la selección hasta la fecha, aunque su vida podría haber sido muy diferente sin su madre. De niño, su pasión eran las motos. A los tres años tenía una bici de cross y a los cinco le compraron un quad. Pero a su madre no le gustó la afición de su hijo por la velocidad y decidió unirse a Alcolea a los seis años, el equipo donde jugaba su padre en ese momento. Allí, se descubrió que tenía talento y su pasión por las motocicletas definitivamente quedó en un segundo plano.

Estuvo en Alcolea de 2009 a 2013, cuando fichó por el Centro Histórico. Solo una temporada le sirvió al Sevilla para ficharle en 2014. Tras dos años en la cantera del Sevilla, llegó la convocatoria del Real Madrid y Rafa Marín entendió que era lo mejor para su futuro. Su familia lo apoyó en esta decisión y, a lo largo de los años, destacó que fue la correcta, porque en Valdebebas cada vez más aparece su nombre como el próximo gran intercambio del futuro.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario