<
>

El Congreso de los Diputados de España se tragó la reforma de las pensiones


MADRID, 30 mar (Reuters) – El Congreso de los Diputados de España respaldó el jueves los cambios propuestos por el Gobierno en el sistema de pensiones del país, que aumentan las cotizaciones de casi 11 millones de pensionistas y hacen recarer la mayor parte del coste adicional sobre las rentas más altas del país y sus empleadores.

A diferencia de Francia, donde las protestas intersectoriales se han sucedido durante semanas por la propuesta del Elíseo de ampliar dos años la edad de jubilation, hasta los 64 años, y recortar algunas prestaciones, el plan español se centra en aumentar los ingresos mediante subidas de cargos

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, dijo que la reforma va encaminada a la mayoría social del país, calificando las pensiones como «el pilar más importante del Estado del bienestar», al tiempo que instó a aprobarla las disputas.

El proyecto de ley fue aprobado en la cámara baja del Parlamento español por 179 votos a favor, 104 en contra y 61 abstenciones.

La reforma, un requisito clave de Bruselas para que España obtenga un nuevo tramo de los fondos europeos para la recuperación tras la pandemia del COVID-19, había provocado un debate de cuatro meses en el seno del Gobierno español, que buscaba la forma de aumentar los ingresos sin penalizar a los futuros pensionistas.

Se espera que los insumos aumenten hasta los 15.000 millones de euros (16.000 millones de dólares) al año, donde supondrá un incremento de porcentajes muy pequeños del producto interior bruto para 2050 y reducirá el PIB un 15,5% del cargo de las pensiones sobre el presupuesto.

La reforma cuenta con la oposición de los deputados conservadores y de la patronal española CEOE, que argumentan qu’aumentará los costos laborales, pondrá en peligro la creación de empleo y reducirá los salarios de los trabajadores.

Pero el Gobierno de coalición de izquierdas ha afirmado que los cambios, respaldados por los sindicatos, aportarán estabilidad a un sistema de pensiones sometido a presión con una de las poblaciones más envejecidas de Europa.

España planteó una importante reforma de las pensiones en 2011, sin embargo elevó la edad de jubilación a los 67 años, pero resultó insuficiente para compensar los elevados costes del sistema, que se ha visto presionado por medidas como el aumento de las jubilaciones pagas en función de la inflación.

(1 dólar = 0,9383 euros)

(Reportado por David Latona; escrito por Andrei Khalip; edición por William Maclean; editado en español por Darío Fernández)

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario