<
>

El laberinto de las marcas: la batalla continúa


Es difícil entender el mundo del deporte profesional sin las todopoderosas marcas que lo acompañan. La batalla por conseguir al mayor número de estrellas y asegurarse así un vínculo duradero es ya un clásico entre las grandes multinacionales de este sector. Lamine Yamal y su nuevo ‘contratazo’ con Adidas es el último frente cerrado dentro de un panorama mundial apasionante.

Hace poco más de un año las miradas también se colocaron sobre Vinicius después de su rifirrafe con Nike que mantuvo en vilo a la marca norteamericana durante un complicado pulso con el jugador del Real Madrid. El brasileño llegó a pintarse las botas de negro en señal de protesta tensando una cuerda que no se llegó a romper gracias al acuerdo final entre ambos.

El movimiento de Haaland en busca del mejor postor desató otro terremoto en el fútbol. El noruego terminó su contrato con Nike en 2022 y desde entonces se dedicó a ‘juguetear’ con Adidas y Puma enseñando artículos de dichas firmas en redes sociales. La presión fue tal que Nike acabaría cubriendo de oro al delantero del Manchester City con un contrato a la altura del mismísimo Cristiano Ronaldo.

Si ponemos el foco en el Real Madrid. O mejor dicho, en el futuro Real Madrid. Encontramos posiblemente a los dos mejores embajadores en el fútbol de Adidas y Nike: Bellingham y Mbappé. Con Messi y Benzema acercándose a su final, el inglés representa ahora mismo el clavo ardiendo al que se agarra la marca alemana en el fútbol. Mientras, el francés está llamado a romper todos los récords con Nike con su llegada el próximo verano a la capital de España.

LOS FUTBOLISTAS MEJOR PAGADOS

  1. Neymar – Puma (26 millones)
  2. Leo Messi – Adidas (21 M)
  3. Cristiano Ronaldo – Nike (17M)
  4. Kylian Mbappé – Nike (16M)
  5. Vinicius- Nike (7M)

Pero hay más luchas abiertas en el mundo del márketing futbolístico. Y es que, el principal reclamo del aficionado y por el que cada año los clubes y las marcas generan millones y millones de euros son las camisetas. Y ahí, parece que Adidas parte con ventaja. Controla tres de los primeros cinco clubes del ránking según los datos de Football Benchmark. Además, según deslizan desde Barcelona, el contrato del club catalán con Nike estarían en peligro real.

«Tenemos una situación que no es la deseable, porque no nos reponen material, y porque los competidores nos pagan el doble de lo que nos paga Nike. ¿Para rescindir? es lo que estamos valorando«, aseguró el propio Laporta en Rac1.

Puma completaría el podio con la camiseta del City como ‘joya de la corona’ y el control de equipos clásicos como el AC Milan o el Borussia Dortmund, mientras que las británicas Castore y Umbro cerrarían el top 5 con mayores clubes en sus nóminas.

El ‘pelotazo’ de Salma

Entre las mujeres, el último ‘pelotazo’ lo ha pegado la española Salma Paralluelo. Tras despegar en el último Mundial y consolidarse como una de las estrellas del ‘súper Barça’, la aragonesa abandonó Adidas tras una oferta mareante de Nike que la sitúa a la altura de la reina Alexia Putellas.

Pero no sólo del fútbol vive el hombre (y la mujer). De hecho, los euros y dólares suelen ser todavía más jugosos en otros deportes. Patrick Mahomes, actual mejor jugador del mundo de fútbol americano, recibe cada temporada 20 millones por ser embajador de Adidas; Tom Brady, ya retirado, se embolsa más de 10 millones al año con Under Armour que también ha firmado al mediático ‘wide reciever’ de los Vikings Justin Jefferson.

Carlitos puede romper el mercado

El fenómeno español del tenis Carlos Alcaraz abandonó Lotto con 16 años después de que Nike llamase a su puerta. Ahora se frota las manos al tener que renovar con la marca norteamericana a finales de 2025. Se especula que el murciano podría convertirse en el mejor pagado de la historia del tenis superando los 10 millones que reciben Federer (Uniqlo), Nadal (Nike) y Djokovic (Lacoste) y los 15 que acaba de firmar Sinner con Nike.

En el cuadro femenino la americana Coco Gauff está cerca de realizar el ‘sorpasso’ en cabeza del ránking gracias a su nuevo contrato con New Ballance que amenaza la supremcía de la intocable Naomi Osaka. La japonesa batió todos los récords de Serena Williams y Maria Sharapova después de abandonar Adidas por Nike y ahora ha regresado al circuito tras dar a luz a su primer hijo.

La otra joya de New Ballance del deporte americano es la atleta Sydney McLaughlin. La actual campeona del mundo y olímpica de 400 metros vallas recibe casi dos millones al año de la firma deportiva. Sydney es la cara visible del potentísimo equipo de atletismo de los Estados Unidos junto a Noah Lyles que amasa también una buena cifra de Adidas.

El baloncesto y sus icónicas zapatillas viven su particular guerra por firmar una estrella. La aparición de otras posibilidades como Skechers (Julios Rundle) o Under Armour que ha añadido ampliado su arsenal con la llegada de Joel Embiid han abierto el abanico un poco más.

Lebron James o Kevin Durant siguen fieles a Nike, mientras que otros como Luka Doncic o Zion Williamson se han marchado a Jordan Brand (otra línea de Nike).

Jugadores destacados de la NBA

  • LeBron James (Nike)
  • Kevin Durant (Nike)
  • Giannis Antetokounmpo (Nike)
  • James Harden (Adidas)
  • Damian Lillard (Adidas)
  • Donovan Mitchell (Adidas)
  • Zion Williamson (Jordan Brand)
  • Luka Doncic (Jordan Brand)
  • Jayson Tatum (Jordan Brand)
  • Steph Curry (Under Armour)
  • Joel Embiid (Under Armour)
  • Kawhi Leonard (New Balance)
  • LaMelo Ball (Puma)

Una ‘rareza’ en la crisis

No es el mejor momento de las grandes marcas clásicas. La crisis económica que desató la pandemia golpeó muy fuerte desatando un problema realmente delicado para muchas de ellas. El batacazo en la Bolsa aún les mantiene con valores alejados del MSCI World. Adidas, Under Armour, Puma, Nike… no se salva nadie. O, mejor dicho, casi nadie. Y es que Lululemon ha surgido como la única excepción al mal momento general.

La fuerte introducción de Lululemon en redes sociales como ‘Tik Tok’, su política declarada por un formato sostenible y su gran apuesta por el deporte femenino han colocado a la firma canadiense como una rareza entre gigantes. Además, ya se ha lanzado a fichar estrellas del deporte como el receptor de los Seahawks DK Metcalf o la golfisa Lydia Ko.

El problema es real. Nike publicó resultados del último trimestre del 2023 la semana pasada y anunció el despido del 2% de la plantilla para recortar gastos por menores previsiones de ventas. Su CEO, John Donahoe, desvela que en el ‘running’ están empezando a sufrir: «Es el área donde tenemos más trabajo». Y es que empresas emergentes como la francesa Hoka y la suiza On comienzan a ganar cuota de mercado a costa de Nike o Adidas. ¿Empieza el cambio?

.

Etiquetas

, , , , ,

Siguiente

Deja tu comentario