<
>

LEGANES | Miguel encuentra la redención del gol


Nació con dudas. Era un gol que parecía condenado al olvido por parte del VAR. A la condena de no existir a pesar de que su autor, Miguel de la Fuente, lo había celebrado con un gusto especial. Como si no hubiera un mañana. Tal vez porque Garitano enseñó a su personal a actuar como profetas del aquí y ahora. Sin futuro que el de hoy. Pero finalmente Iglesias Villanueva señaló el punto de penalti y concedió el empate del Leganés Antes de Español. El gol entonces no valió mucho porque los loros volvieron para llevar el marcador al 2-1. Sucede que para su autor, para Miguel de la Fuente, funcionó. Y mucho.

Fue el primero que hizo en la liga después, hasta ahora solo se había lanzado en Cortado y ante el modesto Socuéllamos. Este en el Etapa RCDE Fue, sin embargo, algo redentor en una temporada que, para este vallisoletano, comenzaba a agitarse al extremo por sus circunstancias. En verano, Miguel decidió que quería irse Sirvienta (Su contrato finaliza el 30 de junio) activando una cláusula por la cual, según su interpretación, era libre de entregarse a cualquier equipo cedido que igualara o excediera su sueldo si no había jugado una determinada cantidad de partidos como tal que se fuera durante el curso.

la Valladolid No entendió la misma cláusula del contrato e intentó detener una salida que finalmente tuvo lugar tras la adjudicación del RFEF, que estuvo de acuerdo con el chico y el Leganés, club que se ofreció a marcharse por este infrecuente traspaso sin permiso del equipo original. La operación no fue inmediata. Se cerró con el final del mercado mirando al horizonte y cuatro delanteros ya en el equipo de Pepino: Borja Bastón, Sabin Merino, Juan Muñoz y Michael Santos. Miguel llegó para ser el quinto. Literal.

Escudo / Bandera Leganés

Porque para José Luis Martí ese fue el último ariete. Lo ha demostrado con sus pocas apariciones sobre el césped. Y que el mallorquín siempre alineó dos carneros. A pesar de esto, las apariciones de Miguel fueron anecdóticas. mismo Arnaiz Lo alcanzó como si fuera un atacante más. Panorama complejo frente al cual, además, no había plan B. Miguel, en invierno no pudo salir debido a la forma en que su llegada a Butarque. Era hora de esperar.

Una paciencia que terminó con una recompensa de rebote. El cambio de banquillo le favoreció y, donde apenas había tenido unos minutos antes, se convirtió en una de las rotaciones de pickle en ataque. Bajo las ordenes de Garitano, el chico (solo tiene 21 años), empezó a estar preparado para ello (con Martí no se había lanzado desde el principio) antes de jugar cuatro juegos de debut. El de Cornellá fue el último de ellos.

En contra Español avanzado a Sabin merino, máximo goleador del equipo, en sustitución de Borja Bastón que, sancionado, no fue contra los loros. Miguel, fiel a su estilo de juego físico, ofreció el trabajo que ama Garitano presión al principio hasta que tenga la oportunidad de alcanzar su meta, un disparo de Arnaiz que acabó saliendo en el área antes de rechazar David Lopez. Este toque del capitán de la Español invalidado la posición ilegal de Róber Ibáñez y permisos Miguel disparo Diego lopez para empezar en eso de celebrar goles como si no hubiera un mañana.

“Obviamente, es hora de trabajar. Esperando por este momento. Para que llegue el gol. Y sucedió. Estoy contento con eso, pero es una pena que no haya ayudado al equipo a sumar puntos, que después de todo importa. Entonces, para eso, [estoy] muy jodido ”, comentó tras el choque de Cornellá para los medios del club en un comunicado que ocultaba el desamparo de quienes ven que sus logros personales no terminan en logros colectivos.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario