<
>

Los cortes de pelo que debes llevar si tienes poco y lacio


Si bien una frondosa melena suele ser un bien deseable en el mundo de la moda, lo cierto es que no todas las personas, especialmente mujeres, cuentan con esa condición de nacimiento, por lo que se las debe ingeniar, buscando alguno de esos cortes de pelo que debes llevar si tienes poco y lacio.

Lo interesante es que, a medida que pasan los años, van surgiendo cada vez más estilos por los que ellas pueden apostar, buscando no sólo aquellos que ocultar la falta de cuerpo o volumen, sino además opciones con las que se sientan realmente cómodas, que crean que les complementan.

Corte bob asimétrico

El corte bob es una tendencia que aparece y desaparece con suma facilidad, pero que tanto celebridades como mujeres corrientes han decidido adoptar para sus cabellos finos.

Cuanto más largo y más caído lo lleves menos denso se verá, así que es lo único que tienes que considerar para esta melena media, que da un toque juvenil, fresco, ideal para renovarte.

Media melena con flequillo cortina

Los especialistas en la materia tienden a afirmar que la alternativa más conveniente para las chicas con pelo delgado es aquella que termina entre la mandíbula y la clavícula. Y tienen bastante razón.

Lo más interesante de estos cortes es que son fáciles de mantener con un poco de secador y un mínimo de plancha, y al combinarlos con flequillo cortina, centrarás la atención justo allí.

Bob contundente

El Blunt bob fue furor en las últimas temporadas, y lo hemos visto pasearse por algunas de las pasarelas más distinguidas de todo el planeta. Y se adapta a cabellos lisos, ondulados o rizados.

Más que nada aporta atractivo durante el verano, puedes optar por él ante un cabello demasiado delicado.

Melena recta despuntada

Por supuesto, no es que un pelo con escasa densidad te obligue a usarlo corto, ya que puedes elegir algunas soluciones más largas, como por ejemplo la melena recta despuntada que a tantas gusta.

Nuestra sugerencia al respecto, eso sí, es que intentes controlarla recta, y a la altura de los hombros.

Capas largas

Una seguidilla de capas es nuestra última propuesta, en esta ocasión intentando que sean sutiles pero prolongadas, que empiecen a la altura de la barbilla y continúen su caída hasta más abajo.

Eso generará un impacto visual muy especial, en el que parecerá que tiene en verdad más volumen, aunque puede que te demande más tiempo de mantenimiento.



Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario