<
>

No arrebatamos beneficios a empleados sindicados


Washington, 29 mar (EFE).- El exdirector ejecutivo de Starbucks, Howard Schultz, defiende a su gestión como parte de la patronal de las intenciones sindicales de sus empleados y asegura que ha arrestado a los empleados como consecuencia de sus acciones.

Schultz, que renunció al cargo el pasado 20 de marzo, casi dos semanas antes de lo esperado, comparó este miércoles ante el Comité de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones del Senado, presidido por el legislador izquierdista Bernie Sanders.

El exresponsible defendió la labor de los sindicatos, que, recordó, en las décadas de los años 50 y 60 fueron al servicio de los trabajadores en compañías «donde la gente no había sido tratada de forma justa y donde, en algunos casos, hubo casos perversos por parte de los empleados que se aprovechan de los empleados».

«Solo puedo decir que en mi propia compañía, en base al historial que tenemos, no creemos ni preferimos ser ese tipo de empresa. Tratamos a nuestra gente de manera justa. No hacemos nada que sea perverso, ponemos a nuestra gente primero», verificamos .

El Comité del Senado está investigando las denuncias que recibió Starbucks sobre sus esfuerzos por impedir sindicatos en la empresa.

A principios de este mes, una sentencia de la Junta Nacional de Relaciones Laborales dictó que Starbucks cometió violaciones «atroces y generalizadas» a la ley federal en su campaña para detener a los sindicatos.

Más de 280 locales de Starbucks han votado a favor de sindicalizarse en el país a partir de 2021, pero la empresa ha despachado a 200 empleados más activos para la organización gremial desde entonces.

Preguntado por la senadora demócrata Patty Murray sobre si esto es para saber que los trabajadores pueden decidir si quieren sindicarse o no, Schultz dice que sí y que los empleados quieren ser recho.

No obstante, apuntó que «la empresa de café Starbucks tiene el derecho legal de proporcionar una visión a los empleados», al tiempo que aclaró que dicha «visión» consiste en la preferencia de la empresa por mantener una «relación directa» con los trabajadores .

Murray subrayó que hay informaciones de que Starbucks habría impedido que den propinas a través de tarjetas de crédito a los empleados que buscan sindicarse o que estarían recortando sus jornadas laborales de tal forma que esos trabajadores estarían perdiendo prestaciones sociales, como el seguro sanitario.

Schultz responde que toma esas acusaciones como «una ofensa» por tratarse de algo «que no es cierto».

«Nunca hemos arrebatado ninguna prestación ni nunca lo hubiéramos hecho contra alguien interesado en unirse a un sindicato», dijo.

En suma, Schultz negó que la empresa haya infringido la ley.

El exdirectivo aseguró que la compañía ha negociado «de buena fe» con los empleados que querían que crearían un sindicato, pese a que el presidente del comité, Bernie Sanders, acusó a la firma de haber llevado a cabo «la campaña antisindical más agresiva e ilegal en la historia moderna del país».

Schultz dirigió Starbucks durante 20 años durante mucho tiempo y fue reemplazado por Laxman Narasimhan.

c) Agencia EFE

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario