<
>

Parches para impurezas y puntos negros, ¿realmente funcionan?


El uso de parches o tiras para eliminar impurezas o puntos negros está muy extendido. Los podemos comprar en supermercados, en grandes perfumerías y, a menudo, se ven como una alternativa a la limpieza del rostro. ¿Pero funcionan realmente? ¿Son realmente útiles para una limpieza profunda de la piel?.

Parches para impurezas y puntos negros, ¿realmente funcionan?

Las tiras o parches para tratar de eliminar los puntos negros se aplican en la nariz y es gracias a las sustancias cosméticas que contienen que son capaces de absorber el exceso de sebo.

Por lo tanto, cuando se colocan, lo único que debes hacer es dejar actuar el tiempo indicado y luego retirarlo con cierta delicadeza y con ello, consigues eliminar las impurezas de la nariz.

Este es un método muy sencillo de aplicar para poder limpiar esta zona del rostro que no tiene porque llevar más que unos minutos para ver resultados, aunque lo cierto es que no parece que sean a un nivel demasiado profundo.

¿Son efectivos los parches para puntos negros?

Sí, son efectivos pero no son decisivos ni pueden reducir las impurezas como lo haría una buena limpieza facial . Entre otras cosas, si padeces de puntos negros muy evidentes, debes saber que lo que se quita es solo una parte del contenido de los poros, el más superficial.

Por tanto, es un paliativo útil si necesitas un maquillaje rápido o que tu nariz se vea libre de impurezas para una ocasión especial, aunque en realidad como decimos, no va a ser un método que actúe de manera profunda.

Por otro lado, no tienes que abusar de ellos porque los parches extraen no solo los aceites naturales de la piel sino también el revestimiento de los poros, dejando la piel dañada e inflamada con el tiempo. Con esto lo único que se consigue en realidad, es aumentar el riesgo de que la producción de sebo vaya cada vez a más con el tiempo.

Contraindicación de los parches

A pesar de lo mencionado sin embargo, los parches para tratar los puntos negros suelen ser bien tolerados por la gran mayoría de tipos de pieles y casi nunca dan problemas.

Pero eso sí, no se recomiendan si padeces acné, rosácea, eczema y psoriasis. Además, deberás tener mucho cuidado si tienes la piel muy delicada, ya que colocarte una de estas tiras sobre la nariz, sabiendo lo adhesivas que pueden llegar a ser, quizás te causen puede picazón, enrojecimiento, ardor e irritación cuando la tengas puesta y sobre todo, cuando la retires.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario