<
>

Peugeot Mira en Le Mans



«Mucho más que un coche de carreras». Así define Peugeot su nueva apuesta para el próximo Campeonato del Mundo de Resistencia. La marca francesa ha creado su nuevo vehículo de competición, una obra diseñada de la A a la Z por ella misma: el hipercoche híbrido Peugeot 9X8. Todo un «icono, una revolución estética y técnica, una aventura definitiva de diseñador» con el apuntan a las 24 Horas de Le Mans como su máximo objetivo de este 2022. Su apuesta es clara, se ha «trabajado al máximo» para llegar hasta , con una «estrecha colaboración» entre ingenieros y diseñadores que dio como resultado un coche totalmente único, que muestra las grandes características estéticas de la marca, pero sin dejar de lado la tecnología de un vehículo de competición.

Una postura felina, líneas fluidas realzadas con signos de deportividad, líneas laterales elegantes y estructuradas y, por supuesto, la característica firma luminosa con las tres garras del León que destacará por la noche, convirtiéndolo en un coche único. Una máquina con un diseño revolucionario que, aseguran, “marcará un hito en la historia de las carreras de resistencia”. El Hypercar 9X8 Hybrid sigue la tendencia de los últimos modelos de la marca, incluido el nuevo Peugeot 308. “La tecnología del Peugeot 9X8 es enteramente obra de Peugeot Sport, y teníamos que mostrarlo en su diseño. Sin comprometer su rendimiento, queríamos darle una actitud única, pero manteniendo la idea de una carrocería aerodinámica, que contrasta con los autos de resistencia muy geométricos de la generación anterior”, explica. Matías Hossann, Director de estilo de marca.

Pero, si hay algo que caracteriza a este nuevo coche de competición de la marca francesa es, por unanimidad, la «ruptura radical con las generaciones anteriores de coches de resistencia». Es decir, Peugeot entra en una nueva era en la que quiere hacerse notar. «En las paredes del estudio de diseño donde nació el PEUGEOT 9X8, colocamos tres palabras clave: icónico, eficiente y emocional», explica Matthias Hossann, que también habla de un «cambio generacional fundamental». A pesar de los grandes avances, la ausencia de un alerón trasero es, sin duda, la característica más llamativa del vehículo. Un nuevo concepto, con una morfología única que “demuestra la audacia y creatividad de los diseñadores e ingenieros” de la marca francesa.

completamente electrificado

Peugeot ya ganó en Le Mans con dos coches de dos generaciones diferentes: el 905 con motor V10 de gasolina en 1992 y 1993, y el 908 con motor V12 HDi-FAP en 2009. Una vez más, con la tecnología empleada, el Peugeot 9X8 marca el inicio de una nueva era en la que, como era de esperar, también apunta a la victoria. «La carrera de resistencia se basa en reglas que demuestran el saber hacer de Peugeot en todos los motores eléctricos», explica Olivier Jansonnie, director técnico del proyecto.

Debido a su propulsión híbrida con tracción integral, el Peugeot 9X8 guarda ciertas similitudes con varios modelos de la gama Peugeot, como el Peugeot 3008 o el 508. Combina un motor V6 biturbo de 2.6 litros y 500 kW (680 hp) en la parte trasera con un motor/generador eléctrico de 200 kW (270 hp) en la parte delantera. Olivier Jansonnie continúa: «Con el 9X8, PEUGEOT abre un nuevo capítulo entre los superdeportivos híbridos. El rendimiento se vuelve más eléctrico y ofrece más ventajas sin sacrificar nada en términos de competitividad».

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario