<
>

Real Madrid-Barcelona | El líder hace clic feliz


Los líderes están durmiendo. Si el 30 de enero, tras perder en Valdebebas ante el Levante, le dijeran a Zidane y a sus hombres que tras el Clásico de abril iban a acostar a los jefes, a la espera de lo que haga la cuadrilla del Cholo esta noche en el Benito Villamarín, la mayoría lo pensaría. era la broma de un youtuber de moda. Bueno no. Este equipo supo ponerse el impermeable para aguantar un aguacero meteorológico, como el que cayó en la segunda mitad, y consolidar con una épica y gran valentía una victoria que vale su peso en oro. Pero sobre todo me quedo con esta primera parte a supervisar, con el fútbol de orfebre y unos partidos que destrozaron la defensa de tres centros arreglados por Koeman. El descanso 2-0 supuso un alivio para los culés, que supieron llevarse cuatro tranquilamente. Un Madrid expansivo en su juego, en memoria del que barrió al Liverpool el martes. Zizou comentó sobre Koeman.

Se lo perdieron. Lástima que el maravilloso espectáculo que ofrecieron los blancos en este primer acto no se pudo ver en Corea del Norte, Mongolia, Papúa Nueva Guinea o Malta, los únicos cuatro países del planeta Tierra que han tenido la osadía de negarse. para proporcionar la señal de televisión clásica. Un error estratégico imperdonable. Peor para ellos.

Objetivo del museo. Karim continúa frotando su maravillosa lámpara. Su tacón era una maravilla de la calidad técnica. Sorprendió a Araújo y Ter Stegen, que se quedó con el molde. Benzema tuvo nueve Clásicos sin ver puerta y acabó con esta crisis de la mejor forma imaginable. Un objetivo de museo, de esos que nos regala Karim cada temporada. Ya lleva 19 goles en liga. Números dignos para el nueve del Real Madrid.

Buena cita. El 10 de abril no solo será recordado por esta primera victoria del Madrid sobre el Barça en Di Stéfano. En la misma fecha, Hugo Sánchez se convirtió en una leyenda del fútbol mundial en 1988 con su increíble gol chileno ante el Logroñés en el Bernabéu. ¿Sabes qué destaca si lees el nombre de la capital riojana al revés? Sr. objetivo. Eso. Y también el 10 de abril, el Madrid de Galácticos consumió una remontada de Champions ante el Bayern de Oliver Kahn, batiéndole bajo la lluvia en el Santuario de La Castellana con goles de Helguera y Guti. Y ha sucedido más en un 10-A. En este día de 1973, el legendario Roberto Carlos llegó a este mundo en Garça (Sao Paulo, Brasil), que celebró sus 48 años de Di Stéfano vibrando con los goles del equipo de sus amores. La primavera blanca nos trae buenos recuerdos del pasado y maravillosas realidades del presente. Y también el 10 de abril de 2018 llegó el gol de Manolas ante el Barça, en esta Roma 3-0 que separaba a los culés de Europa. Lo bautizaría santo el 10 de abril.

Messi, con él. Que Koeman ponga un número por el penalti que exigía el Barça, respaldado por otro espectáculo de Piqué al final del Clásico, solo sirve para justificar una realidad obstinada. El Madrid sube y ve una doble valla histórica. Y el Barça está sufriendo en los Clásicos por el eclipse de su estrella. Messi estuvo tres años y siete Clásicos sin poder marcar un solo gol ni dar una sola asistencia. Les aseguro que Gil Manzano no tiene la culpa. Por cierto, un mensaje para Koeman: el Madrid lleva seis meses sin sanción (¡24 días!). Que se quejaran así me recuerda la época de Guruceta. No se cansa. Madrid es el mismo LÍDER.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario