<
>

Rusia avisó a los países que están enviando armas a Ucrania



Moscú ha señalado que todos los países que envían armas o mercenarios a Ucrania “responderán” por ello y tendrán que asumir “las consecuencias”, según anunció este miércoles María Zajárova, la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso. En una entrevista con la agencia rusa Sputnik, el portavoz dijo que ha informado en las embajadas de los distintos países en Moscú de esta advertencia que, según precisa, «surtió efecto».

Zajárova no indicaó, de momento, ¿Cuál sería la respuesta de Moscú? en caso de que Occidente siga apoyando militarmente a Ucrania. “Estos países podrán comprender que la responsabilidad asumirán por esto. ¿Cómo lo comprende? Es bastante sencillo. Nuestros diplomáticos, embajadores y nuevas embajadas han traspasado nuestra posición clara y bien formulada a estas capitales”, declaró en la entrevista que también recibió la agencia Tass.

En su opinión, «los estados europeos deben ser consciente que los voluntarios y mercenarios enviaron a Ucrania “regresarán como combatientes duros” en Europa, similar a los de Oriente Medio que «inundan la Unión Europea desde hace años». Los países de la Unión Europea en bloque, y también algunos de ellos de forma individual, han acordado enviar material militar y armamento a Ucrania para apoyar el Gobierno de Kiev.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, hizo además un llamamiento a los ciudadanos de paises extranjeros amigos de Ucrania a venir al país para sumarse a la lucha contra la agresión rusa. Según las normas del servicio militar ucraniano, en las Fuerzas Armadas los ciudadanos extranjeros pueden ingresar de manera voluntaria en unidades como las fuerzas territoriales de defensa.

¿Qué países envían armas a Ucrania?

Lo cierto es que muchos países europeos ya han enviado material militar a Ucrania. En la lista de países que ya han enviado armas a Ucrania hay 20 países de la Unión Europea: República Checa, Polonia, Francia, Bélgica, Alemania, Suecia, Finlandia, Países Bajos, Dinamarca, Portugal, Italia, Rumanía, Croacia, Eslovaquia, Luxemburgo, Grecia, Lituania, Letonia, Estonia y España.

Por otro lado Australia anunció que aportaría unos 45,5 millones de euros para financiar la capacidad militar de Ucrania, según DW. Canadá también anunció que apoyaría al Gobierno de Kiev enviando material militar como chalecos blindados, cascos, máscaras antigás, gafas de visión nocturna, armas antitanque y munición mjorada.

Carpetazo de EEUU tiene una posible escalada

Tras el bombardeo que sufrió este miércoles un hospital de Mariupol, el presidente de Ucrania volvió a pedir tanto a la UE como a la OTAN la zona de exclusión aérea en los cielos de Ucrania. “¿Cuánto tiempo más el mundo será cómplice ignorando el terror? ¡Cerrad el cielo ahora mismo! ¡Frenad las matanzas! Tenéis la capacidad, el poder de hacerlo, pero porque estáis perdiendo la humanidad», dijo Zelenski en Twitter.

En este momento, Occidente no contempla tomar esta decisión por la amenaza de entrar en una “guerra total”, según indicó Jens Stoltenberg, el secretario general de la OTAN. Estados Unidos, por su parte, rechaza el envío de aviones de combate en Ucrania. Estados Unidos zanjó este miércoles la polémica por la propuesta de Polonia de transferirle combat planes para mandarlos al Gobierno de Kiev al considerar que podría provocar una reacción de Rusia que cambiara a una escalada militar con la OTAN.

La decisión se la transmitió al secretario de Defensa de EEUU, Lloyd Austin, quien conoció a su homólogo de Polaco, Mariusz Blaszczak, durante la llamada telefónica que apoyó este miércoles. Austin dio las gracias a Polonia por su disposición a seguir buscando formas de ayuda a Ucrania«pero no apoyamos en este momento la transferencia de mi avión de combate a la Fuerza Aérea ucraniana, y por tanto no tenemos ningún deseo de verlos bajo nuestra custodia”, remarcó el vocero del Pentágono, John Kirby.

El martes, el ministro polaco de Exteriores, Zbigniew Rau, anunció que Polonia estaba «preparó» para entrar «de forma inmediata y gratuita» sus aviones MiG-29, de fabricación rusa, a las fuerzas estadounidenses radicadas en la base aérea de Ramstein (Alemania), tiene canje de un número equivalente de aviones F-16 usados, de fabricación estadounidense. Al conocer esta oferta, que calificó de «movimiento sorpresa», Kirby declaró ayer en un comunicado que aceptar tal planta propuestaba «serias ansiedades para toda la Alianza» Atlántica y concluyó que la operación no es «sostenible».



Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario